Promoviendo la aplicación del Protocolo de Nagoya a través del desarrollo de productos basados en la naturaleza, la distribución de beneficios y la conservación de la biodiversidad en Costa Rica.

 

Promoviendo la aplicación del Protocolo de Nagoya a través del desarrollo de productos basados en la naturaleza, la distribución de beneficios y la conservación de la biodiversidad en Costa Rica.

Recientemente, el Global Environment Facility (GEF), la asociación para la cooperación internacional en la que 183 países trabajan conjuntamente con instituciones internacionales, organizaciones de la sociedad civil y el sector privado para hacer frente a los problemas ambientales mundiales, aprobó la ejecución de este proyecto, el cual fue presentado por INBio. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Costa Rica (PNUD-CR) será el facilitador y administrador de los fondos designado por el GEF para la ejecución del proyecto.

El propósito de este proyecto es obtener productos formulados con principios activos de origen natural, con efectos demostrados para la protección de cultivos de alto impacto económico en Costa Rica y que puedan comercializarse por un tercero mediante la concesión de licencias de uso. Este modelo servirá a GEF para ser emulado en otras partes del mundo dando ejemplo del aprovechamiento en el uso de la biodiversidad y que promueva su conservación con una participación justa y equitativa de los beneficios que se deriven de su uso. El proyecto será liderado por INBio en tres de sus cuatro componentes formando alianzas en un consorcio de investigación y desarrollo en el que también participarán las empresas Formuquisa, Monreri S.A. y ECOS-La Pacífica. El cuarto componente del proyecto será ejecutado por la Comisión Nacional para la Gestión de la Biodiversidad (CONAGEBIO), adscrita al Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), que pretenderá actualizar y fortalecer el marco jurídico nacional en temas de Acceso y Participación de Beneficios (ABS por sus siglas en inglés), especialmente a la luz del Protocolo de Nagoya y desarrollar nuevos mecanismos para mejorar el sistema de permisos administrativos y el proceso de toma de decisiones.

Objetivo principal

Implementar el protocolo de Nagoya sobre Acceso a los recursos genéticos y distribución de beneficios a través del desarrollo de productos de protección de cultivos basados en la naturaleza y el fortalecimiento de la capacidad de la autoridad nacional.

Objetivos especificos

  1. Realizar una prueba de concepto para los agentes de protección de cultivos basados en la naturaleza aplicado a dos cultivos de importancia económica en Costa Rica.
  2. Optimizar, escalar y licenciar los agentes de protección de cultivos.
  3. Distribuir los beneficios derivados de los productos.
  4. Incrementar la capacidad nacional para ratificar e implementar el protocolo de Nagoya.

Financiado por

Global Environment Facility (GEF)

Socios

  1. ECOS-La Pacífica, (proveedor de material vegetal)
  2. Formuquisa S.A., (servicio de formulación)
  3. Monreri S.A., (servicio de ensayos de campo)
  4. Área de Conservación Guanacaste (ACG) y Universidad EARTH (proveedores originales del recurso genético de este proyecto)
  5. Comisión Nacional para la Gestión de la Biodiversidad (CONAGEBIO), Costa Rica

Área de implementación en INBio
Bioprospección

Contactos

Allan Jiménez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Isis Calderón
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Hellen Sánchez Ugalde
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.