Integrando indicadores de biodiversidad y de evaluaciones económicas respecto a uso de la tierra
¿Cómo evaluamos los intercambios (“trade-offs”) entre los objetivos de conservación de biodiversidad y los ingresos económicos derivados de los diferentes usos de la tierra?.¿Cómo se consigue el balance entre conservación, gasto público en áreas protegidas, crecimiento y desarrollo económico sostenible?. Sopesar los costos de conservación en tierras privadas y públicas contra indicadores de la biodiversidad conocida es el reto que enfrentan administradores y tomadores de decisiones.

Un esfuerzo colaborativo en el desarrollo de bioindicadores y análisis de "trade offs"

El proyecto identificará las áreas prioritarias en biodiversidad y estas se sopesarán con los costos de oportunidad para ayudar a decidir dónde expandir el sistema de áreas protegidas, consolidar áreas existentes y promover la creación y/o fortalecimiento de corredores biológicos a través de pagos por servicios ambientales a propietarios privados de tierras en Costa Rica.

El proyecto es un esfuerzo conjunto entre los institutos noruegos de Investigación de la Naturaleza (NINA) y el del Agua (NIVA), así como del Instituto Nacional de Biodiversidad de Costa Rica (INBio). El Proyecto Bioindicadores es auspiciado por el Programa de Biodiversidad del Concejo de Investigaciones de Noruega y la Agencia de Cooperación de Noruega (NORAD). El proyecto incluye un acuerdo de colaboración con el Museo Australiano en la aplicación de herramientas de análisis de “trade-offs”.

¿Proporcionan las áreas propuestas para ser protegidas la mayor complementaridad en biodiversidad y al menor costo? El proyecto explora el “trade-off” entre definiciones alternativas de biodiversidad y costos de oportunidad dentro del Sistema Nacional de Áreas de Conservación de Costa Rica. (SINAC) Fuente: Mapa preparado por INBio, basado en GRUAS (García, 1996).

TARGET: Una herramienta de análisis de criterio múltiple para la toma de decisiones en conservación

El Proyecto Bioindicadores adapta una gama de métodos para el establecimiento de prioridades en la conservación y manejo de la biodiversidad desarrollados en Australia. El esquema conceptual cuantifica la importancia de la biodiversidad en términos del grado de complementaridad de un área, o en otras palabras, su contribución marginal a la totalidad de la biodiversidad representada en un sistema de áreas protegidas existente. Las áreas en una región son descritas como las que contienen uno o más “atributos” diferentes, los cuales son los indicadores representativos (“surrogate indicators”) para toda la biodiversidad. El enfoque adoptado por TARGET es novedoso ya que incorpora costos de oportunidad usando un enfoque de “trade-offs”. Empleando el concepto de complementaridad como base de valor de la biodiversidad de un área, TARGET implementa un enfoque multicriterio y busca un balance entre los distintos -y a menudo conflictivos- objetivos del uso de la tierra. El énfasis que se le da a los costos relacionados con la representación de la biodiversidad serán influyentes en el resultado, considerando si un área es seleccionada para la protección o no.

© 2003 Instituto Nacional de Biodiversidad. Derechos reservados