Integrando indicadores de biodiversidad y de evaluaciones económicas respecto a uso de la tierra

Análisis de “trade-offs” en Costa Rica

Planificadores y administradores del Sistema Nacional de Áreas de Conservación de Costa Rica (SINAC) y el Fondo Nacional de Finan-ciamiento Forestal (FONAFIFO) han estado interesados en herramientas de priorización que les ayude en la asignación justa y pertinente de pago a los propietarios de tierras en los corredores biológicos, por los servicios ambientales que sus propiedades ofrecen. Un esfuerzo anterior de priorización (el Proyecto GRUAS) usó única-mente macrotipos de vegetación como un indicador representativo de la biodiversidad. El presente proyecto busca robustecer esta expe-riencia con la introducción de indicadores de biodiversidad complementarios, costos de opor-tunidad para el uso de la tierra y el análisis de “trade-offs” cuantitativos, tratando primero los enfoques de “trade-offs” en el Área de Conser-vación de Osa en el sur de Costa Rica y subsecuentemente en otras áreas de conservación y a nivel nacional / regional.

¿Qué tan bien cumplen su función los indicadores de representatividad de la biodiversidad?. El Área de Conservación Osa (ACOSA) es la primer área de la que se maneja información de ecosistemas presentes, información que es tomada como indicador de representatividad de la biodiversidad. Fuente: Proyecto ECOMAPAS INBio/MINAE (2001)

 

 

Importancia para el manejo de la biodiversidad en Centroamérica

Con la colaboración de instituciones australianas y los esfuerzos del INBio con el inventario de la biodiversidad de ecosistemas y especies, el Proyecto propone una experiencia investigativa de interés regional en establecimiento de prioridades para la conservación. Novedoso para la región será:
• el esfuerzo de desarrollar indicadores representativos de biodiversidad y la cuantificación de la biodiversidad con el propósito explícito de establecer prioridades entre áreas con alternativas conflictivas del uso de la tierra.
• el desarrollar indicadores de biodiversidad con la mejor información disponible que sea flexible y que pueda ser actualizada.
• la introducción del concepto de complementaridad en el establecimiento de la valoración de la biodiversidad.
• el uso del valor de la biodiversidad versus el costo de oportunidad de un “trade-off” para el establecimiento de prioridades del gasto público relacionado con el pago de servicios ambientales (PSA) a propietarios particulares y el manejo de las áreas protegidas.

Ver sitios relacionados con esta página


 

© 2003 Instituto Nacional de Biodiversidad. Derechos reservados