9 de enero, día del niño.

Día del niño

Niños y Niñas al rescate de la Biodiversidad

El 9 de setiembre, se celebra en Costa Rica el día del niño y la niña, en el marco de esta celebración el INBio invita a todos los adultos a remontarse a antaño, recordar ser niños. La alegría del juego al aire libre, como el correr con los brazos extendidos simulando el vuelo de un ave, saltar e imitar animales y sonidos de la naturaleza, era una práctica de todos los días hace varios años. En la actualidad se ha observado que esa alegría se ha disminuido en los niños y niñas de la ciudad o de ambientes urbanos, los cuales están más acostumbrados a un juguete electrónico que lo aísla de todo lo que está a su alrededor; situación que lo hace parecerse cada vez más a los adultos de la sociedad actual.

Expertos han identificado la necesidad de facilitarles a los pequeños un espacio natural y de juego durante la semana, por medio del cual le será más fácil con su imaginación, recobrar la simbiosis entre la naturaleza y su mente. Esta relación mejora la salud física, conductual, crea felicidad y cultiva la tolerancia, además les permite ser amantes de su entorno y desarrollar un profundo respeto por la vida.

Los adultos de hoy en día podemos desempeñar un papel mayor para compartir este tipo de juegos con los niños; algunos de ellos son tan sencillas como subir a un árbol y disfrutar sobre él, jugar con tierra, hojas y flores, construir un auto con un simple trozo de madera, jugar al escondido entre los arbustos, atrapar curiosos insectos con las manos, acostarse en el césped y observar las nubes. También las ramas, hojas secas, elementos de la naturaleza, sirven para crear juguetes que duran un buen rato y entretienen toda una mañana.

Los niños y niñas pueden tener la oportunidad de disfrutar de un estupendo juego en un lugar natural, que a la opinión de los expertos les ayudará a disminuir el riesgo de depresión y ansiedad, así como construir un espacio para aprender y cultivar una mejor calidad de vida. Además, un juego al aire libre permite a los adultos fortalecer la comunicación con los niños al realizar diálogos más abiertos y sinceros con ellos. En Costa Rica se cuentan con espacios naturales en varias partes del país, y aquellos que viven en ambientes más urbanos, el INBioparque es  un sitio con representaciones naturales de bosques para disfrutar en una fecha tan especial y en todo momento.

Actividad dinámica en el campo #1

“Caras Naturales”

Edad: a partir de los 3 años

Participantes: mínimo 2 jugadores

Materiales: objetos y materiales que podamos recoger en el bosque o en el campo. Con cuidado se recogen algunos elementos de la naturaleza.

El objetivo de la actividad es realizar una cara lo más completa posible.

Dado que la imaginación de un niño no conoce  límites, todo lo que se puede encontrar en el suelo del bosque puede ser útil.

Las hierbas son adecuadas, por ejemplo, para el pelo o la barba.

Justificación pedagógica: esta dinámica fortalece el desarrollo motriz coordinando movimientos y el equilibrio al caminar por el bosque, afectivo al representar sus emociones, aumenta la capacidad de relacionar y representar una estructura humana.

Actividad dinámica en el campo #2

“¿Qué hay en el suelo?”

Edad: a partir de los 5 años

Participantes: mínimo 2 jugadores

Necesitarás: 4 ramas, elementos del bosque (recogidos sólo del suelo), 5 premios.

En esta actividad, ganará el mejor observador.

Los niños tienen que buscar cuatro ramas y en el suelo del bosque formar un cuadrado. Dentro de este se deben depositar objetos encontrados por el suelo del bosque. Los niños tienen un período de tiempo para observar lo que contiene el recuadro. Tras este periodo, se deben dar la vuelta o taparse los ojos.

Entonces, se  modifica algún detalle, por ejemplo, quitar una piedra o añadir una rama y a la señal, podrán mirar de nuevo.

El primero que se dé cuenta de lo que ha cambiado, obtiene un premio. Gana el niño que consiga más premios.

Justificación pedagógica: esta dinámica fortalece el desarrollo motriz coordinando movimientos y el equilibrio al caminar por el bosque, social al buscar maneras de comunicación verbal, el reconocimiento de elementos ambientales del entorno del niño y la niña, aumenta la capacidad de observación y la memoria.

 

 
Principal | INBio | Biodiversidad | Servicios | INBioparque | Editorial | Mapa del sitio | Encuesta