Diversidad de especies y diversidad genética 
Diversidad de especies

La información obtenida hasta hoy permite decir que con tan sólo 51.100 km2 de superficie terrestre -que representa únicamente el 0,03% de la superficie mundial- y 589.000 km2 de mar territorial, Costa Rica es considerado uno de los 20 países del mundo con más alta diversidad de especies, expresada en número total de especies.

En el mundo existen más de 170 países, sin embargo, sólo 12 de ellos se consideran megadiversos, ya que albergan en conjunto 60-70% de la diversidad total de especies del planeta; ellos son Australia, Brasil, Colombia, China, Ecuador, Estados Unidos de América, India, Indonesia, Madagascar, México, Perú y la República del Congo6.

Hay países que tienen mayor número de especies en general que Costa Rica (Cuadro 1); sin embargo, lo que hace particular a este país centroamericano es la densidad (el número de especies por área) (Cuadro 2). En otras palabras, hasta ahora no se ha encontrado ningún otro país que tenga la misma cantidad de especies o más en una extensión similar a la de Costa Rica.

Figura 3
Comparación entre el número aprosimado de especies esperadas y conocidas en el mundo y Costa Rica

Se considera que en el mundo conviven como mínimo entre 13 y 14 millones de especies en general y que Costa Rica posee el 4% de todas ellas (Cuadro 3, Fig. 3). Del medio millón de especies estimadas para el país, los científicos han identificado cerca del 17% -aprox. 90.000 especies-, lo cual representa poco más del 5% de las especies conocidas en todo el mundo (aprox. 1.750.000) (Cuadro 3, Fig. 3).

Así como generalmente los datos sobre el número de especies que se supone existen en el planeta varían entre una fuente y otra, por la falta de conocimiento y la dispersión de la información, el número estimado de especies para un país se basa principalmente en cálculos hechos por expertos nacionales e internacionales en grupos taxonómicos específicos, y no contemplan todos los grupos sino sólo aquellos para los cuales existen especialistas y se tiene información. La suma de estas estimaciones representa el número total esperado para el país. Su importancia estriba en que es una medida del grado de conocimiento de la biodiversidad, que al compararla con las especies conocidas (que tienen una publicación científica que respalde el dato) representa un indicador general que muestra vacíos y avances. El número de especies conocidas en un país es muy dinámico y cambia conforme se avanza en el conocimiento de los grupos y se publica la información.

Figura 4
Especies esperadas en Costa Rica
Distribución porcentual por grupo taxonómico

En Costa Rica, este esfuerzo por determinar el número de especies conocidas y esperadas para el país se llevó a cabo por primera vez en 1992, por parte del Museo Nacional, el INBio y el MINAE, y su resultado se expresó en el Estudio Nacional de Biodiversidad, que se ha venido actualizando desde 1999, como parte de la Estrategia Nacional de Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad. En el Cuadro 311 se resumen los resultados a nivel de especies hasta setiembre de 2000.

De igual manera que se estima para el planeta, el grupo de los insectos representa el 71% de la diversidad de especies esperada para Costa Rica. Le siguen el grupo de los hongos (13%), el de las bacterias (5%), el de otros invertebrados (no insectos) con 3% y las plantas, con un poco más del 2%. Los vertebrados representan apenas alrededor del 1% de las especies estimadas (Fig. 4).

Figura 5
Porcentaje de especies conocidas por grupo taxonómico, con respecto a lo esperado

Figura 6
Sitios de recolección botánica.
Inventario de biodiversidad INBio-SINAC

Más del 80% de la flora estimada para el país ya es conocida (Cuadro 3, Fig. 5).

Son varias las personas e instituciones que han colaborado en la generación de este conocimiento; las primeras recolectas las hicieron botánicos extranjeros, como el danés Oersteed en 1864, seguido de Hemsley en 1888, Pittier en 1903 y Standley en 1938. Junto a ellos estuvieron distinguidos botánicos nacionales como Anastasio Alfaro, Alberto Brenes y Juvenal Valerio. Gracias al esfuerzo de estos científicos, complementado por las actividades del Museo Nacional, la Universidad de Costa Rica, la Universidad Nacional, el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) y el INBio, así como por investigadores de museos como el de Chicago y del Jardín Botánico de Missouri, entre otros, los sitios de recolección con fines de inventario botánico cubren en este momento la mayor parte del territorio nacional.

La Fig. 6 da una idea general de los sitios definidos para el inventario que realiza el INBio-SINAC. El herbario más grande de Costa Rica, y se puede decir que uno de los más grandes de Mesoamérica, lo tiene el Museo Nacional; le siguen los del INBio, la UCR, la UNA y el CATIE. Todos en conjunto poseen cerca de 500.000 especímenes46.

 

Figura 7
Porcentaje de las especies conocidas de vertebrados en el mundo que se encuentran en Costa Rica

A pesar de que no hay una estimación única del número de especies, para algunos de los grupos de vertebrados la descripción de especies ya superó, o está a punto de hacerlo, el número que se creía existía en el país (Cuadro 4). En cambio, se conoce poco de la mayoría de los grupos de invertebrados, que incluyen numerosos y diversos grupos como los artrópodos (insectos, crustáceos, arañas y otros), donde se espera encontrar la mayor diversidad, igual que en los microorganismos (bacterias, virus y protozoarios), donde el conocimiento es aún menor (Cuadro 3, Figs. 4 y 5). En el grupo de nematodos, por ejemplo, sólo en el ACG se espera que existan 12.000 especies, la mayoría nuevas para la ciencia. En otras latitudes se ha encontrado que de cada 20 muestras tomadas en sitios ricos en actividad microbiológica, aparecen en promedio 300 nuevas especies y 30 nuevos géneros de nematodos. En el grupo de vertebrados, el país posee cerca del 10% de las aves, 5% de los mamíferos y 5% de los peces conocidos en el planeta (Fig. 7). Se supone que en su territorio existe el 10% de la diversidad de murciélagos del mundo,47 este grupo representa cerca del 50% de la diversidad de mamíferos terrestres del país (Cuadro 4). Costa Rica ocupa el 9o lugar en número de especies de mamíferos en el neotrópico48 y el 30o en el mundo (Cuadro 1). En densidad de mamíferos (No especies/1.000 km2), ocupa el 1er lugar a escala mundial, seguido de Colombia, Indonesia y México (Cuadro 2).

Las especies terrestres se conocen mejor que las marinas

Más de tres cuartas partes de las especies conocidas en el mundo son terrestres, esto no significa que hay más especies terrestres que marinas sino que las primeras se han investigado más. Los científicos estiman que sólo se ha descubierto un pequeño porcentaje de especies marinas. Se han tomado muestras de una porción ínfima del fondo marino del planeta; la región más extensa se encuentra a 3.000 ó 4.000 m de profundidad y de ella sólo se han muestreado unos 50 m2, debido a las dificultades tecnológicas. Finalmente, el ser humano es una especie terrestre y eso facilita la tarea de describir las especies que le rodean.

Parece ser un hecho que los oceános tienen una diversidad mucho más alta que la porción terrestre en los niveles taxonómicos más altos, como filos y clases. Lo anterior se demuestra al analizar, por ejemplo, una parcela de 1 km2 en un bosque tropical, donde se pueden encontrar cientos de especies de sólo algunos grupos, como plantas e insectos; en cambio, en menos de 1 m2 de arrecife se pueden encontrar sólo unas decenas de especies, pero casi todas pertenecientes a diferentes grupos y con interacciones muy complejas. La diversidad de tamaños es significativamente más grande en los oceános, donde existen desde organismos microscópicos asociados al plancton hasta grandes ballenas.

Figura 8
Distribución de los estudios científicos sobre el tema marino-costero en costa Rica. 1956-200 (análisis preliminar de 1106 publicaciones)

En Costa Rica se han identificado, a partir de 1956, 1.106 trabajos de investigación científica en temas relacionados con la biodiversidad marino-costera.56 La mayor investigación en este campo se desarrolló en las décadas de 1980 y 1990. Se reportan hasta el momento cerca de 5.400 especies en total. El grupo taxonómico que ha recibido más atención es el de los peces, seguido de los moluscos y de especies de arrecifes. Las algas, los hongos y las plantas, principalmente las asociadas a manglares, también están entre los grupos más estudiados. Por otro lado, los estudios sobre aprovechamiento de especies de interés comercial y manejo de áreas marinas protegidas tienen el porcentaje más alto de investigaciones, los primeros relacionados con pesca y acuicultura, principalmente concentrados en el Golfo de Nicoya y en especies de peces, camarones blancos y moluscos (Fig. 8).