indice     Estudio Nacional de Biodiversidad

CAPITULO IV.

Valoración económica de la biodiversidad

      

        A continuación se presenta el Cuadro de productos silvestres y su mercado, que resume algunos productos silvestres de diferentes ecosistemas y su mercado actual. Esto nos brinda una idea de la enorme variedad de usos que pueden están teniendo estos productos en el mercado nacional e internacional.

        Como producto silvestre se define aquel recurso de la biodiversidad silvestre que se utiliza en su forma natural o mediante un proceso de transformación.

Productos silvestres y su mercado

PRODUCTO ACTUAL
MERCADO ACTUAL

Semillas forestales

Finqueros
Empresarios
Viveristas
Recolectores

Raíz de helechos

Empresarios
Viveristas
Agricultores
Recolectores

Lana

Empresarios
Viveristas
Agricultores
Recolectores

Plantas medicinales

(Resinas, Látex, frutos y otros)

Campesinos
Empresarios
Indígenas
Domésticos
Curanderos
Homeópatas

Plantas y frutos comestibles

Pequeños comerciantes
Campesinos
Empresarios

Madera (Ejemplo: bisutería)

Empresarios forestales
Finqueros
Artesanos
Pequeña Empresa

Leña y Carbón

Campesino
Pequeño empresario
Comerciantes
Domésticos

Bejucos y troncos

Artesanos
Floristerías
Domésticos

Productos para Construcción (Ejemplo: hojas de palma y otros)

Indígenas
Comercio
Doméstico

Flores silvestres y plantas ornamentales

Viveristas
Pequeños empresarios
Artesanos
Agricultores

Biocidas naturales

Domésticos
Campesinos
Empresarios

Material Biológico (Ejemplos: muestras de flora, fauna o especímenes)

Investigadores
INBio
Universidades

Especias (Ejemplos: culantro Coyote y Achiote)

Campesinos
Domésticos
Pequeña Empresa

Plantas, frutos, huesos, dientes y animales utilizados para tradiciones populares (Ejemplos cortezas y cáscaras)

Comunidades Aut.
Pequeños empresarios
Curanderos
Artesanos

Plumas

Pequeño empresario
Doméstico
Indígenas

Piezas de colección

Museos
Cazadores
Domésticos
Coleccionistas
Artesanos

Huevos (anfibios, reptiles y aves)

Pequeña empresa
Domésticos
Investigadores

Pieles

Tenerías
Artesanía
Domésticos

Carnes y mariscos (peces y moluscos)

Cazadores
Población Urbano-rural
Pequeña empresa
Empresarios

Material Genético (Ejemplo: mejoramiento de cultivos)

Investigadores
Empresas

Corales y conchas(bisutería)

Artesanos
Acuarios
Pequeña empresa

Mascotas

Domésticos
Comercio ilegal
Acuarios

Algas

Homeópatas
Acuarios
Empresarios

Hongos

Empresarios
Pequeños comerciantes
Industria farmacéutica

Microrganismos

Investigadores

Pie de cría

Criadores de mariposas
Criadores fauna silvestre

Tintes

Tenerías
Indígenas
Pequeña empresa

Plantas Aromáticas

Empresas farmacéuticas

Extractos

INBio
Universidades
Empresas farmacéuticas
Otros investigadores

Grasas y otros

Homeópatas
Empresarios
Curanderos
Domésticos

Plantas medicinales (resinas, látex, frutos y otros)

Campesinos
Empresarios
Indígenas
Domésticos
Curanderos

Miel y polen

Avicultores
Empresas comerciales
Domésticos
Homeópatas

Fuente: INBio-SINAC, 1998

4.1.

Algunos datos numéricos1

inicio.gif
Inicio

   
      En términos generales la biodiversidad aporta una serie de beneficios a la economía nacional en la forma de bienes y servicios ambientales, que son usados como materia prima en algunas actividades económicas, o como bienes/servicios de consumo final en otras.

        De acuerdo con estimaciones, los ingresos derivados del uso de la biodiversidad (explotación) corresponden a 12031,76 millones de colones (US $57,93 millones), para el año 1996, que efectivamente se generaron. Sin embargo, considerando algunos servicios cuyos ingresos son potenciales, las estimaciones indican un valor de 66322 millones de colones (US$319,32 millones), a los precios de 1996. Estos valores, aunque son importantes como indicadores, son sin embargo una subestimación, ya que hay muchos bienes y servicios que de alguna manera están aportando pero no hay datos que indiquen cuánto. Además no se considera el empleo que generan y beneficios socio-culturales, donde la población no paga por su disfrute, pero si le da un valor importante.

       Se desglozan a continuación las actividades involucradas para estos cálculos.

1Basado en resultados de la Consultoría elaborada para el INBio por G. Barrantes y E. Castro. 1998

4.1.1

Ecoturismo

      

 

     
       En el período 92-96 ingresaron al país 2,645.677 turistas, lo cual representó un importante aumento de la actividad si se considera que para el período 87-91 ingresaron 1,652.082. Este incremento obedeció al posicionamiento del país como destino natural. Cada año, entre un 55 y un 70% de los turistas extranjeros visitaron parques nacionales.

       La apreciación del paisaje y el recorrer los senderos, son las actividades predilectas de los visitantes. La estacionalidad de la visita a los parques, corresponde con la estacionalidad de la visita al país, concentrándose en la estación seca (enero a abril). Si bien por lo general todos los parques nacionales ofrecen facilidades para atención de visitantes, el 70% de las visitas de nacionales y extranjeros se concentran en cuatro de ellos: Volcán Poás, Volcán Irazú, Manuel Antonio y Carara.

        A nivel nacional, el ICT y la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) -la organización turística del sector privado- han promovido la aplicación de un sistema de certificación ecológica para la empresa turística, conocida como "sello verde". Este sistema, desarrollado durante los últimos dos años, se empieza a aplicar en 1998.

       El ecoturismo ha promovido el desarrollo de innumerables servicios (por ejemplo: cambios en vision de agencias de viajes, nuevos hoteles, restaurantes y tiendas), que contribuyen a la economía nacional. Muchos ciudadanos nacionales y extranjeros han encontrado en esta actividad, una forma de vida.

        El hecho de que Costa Rica sea promocionada por su riqueza natural, trae valiosas consecuencias para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad, entre ellas y quizás una de las mas importantes, está la concientización de la sociedad en general sobre el valor de la naturaleza.

       El aporte del ecoturismo al PIB, equivale a un 0,1% y la visita internacional para 1996 fue cercana a los 268774 turistas. Esto da merecida importancia a la protección de la biodiversidad como una fuente de divisas para el país.

Se sugiere ver tablas estadísticas en el Estado de la Nación

4.1.2

Pesca

   

  
        La pesca se considera en su totalidad, un bien económico obtenido de la biodiversidad. Toda la extracción de los peces de los litorales costarricenses, se considera directamente como un bien de la biodiversidad, el cual genera una gran actividad económica en el país. Se estima por ejemplo, que la actividad pesquera en Costa Rica genera entre 9000 y 10000 empleos.

        Existe una gran actividad económica alrededor de la pesca. La flota nacional se estima en 3500 unidades, en donde la mayoría (3000) son artesanales en pequeña y mediana escala. La flota industrial se constituye de botes camaroneros y atuneros. Se estima que cada embarcación de estas, genera un promedio de 6 empleos, mientras que el promedio para la flota artesanal anda por 2,5 empleos. En la artesanal se incluyen los pescadores artesanales manuales, que son los dedicados a la pesca en manglares ya sea de chuchecas, pianguas y otros. Para 1996, la pesca (pescados, mariscos, tortugas y otros) generó ingresos por 7670 millones de colones.

4.1.3

Plantas medicinales

inicio.gif
Inicio

   
        Las plantas medicinales poseen propiedades curativas o preventivas, pueden ser plantas nativas o exóticas, obtenidas en forma silvestre o domesticada. En Costa Rica no existe información sistematizada de la producción de plantas medicinales, pero un estudio realizado en 1992 por CATIE-MAG y CENPRO, permite identificar un buen nivel de actividad económica alrededor de la extracción, producción y comercialización de plantas medicinales.

        La flora medicinal de Costa Rica se estima en más de 500 plantas y aquí se aprovechan alrededor de 406 especies. En el país se comercializan 126 plantas medicinales, de las cuales un 82% (103) son producidas-extraídas a nivel nacional. Dentro de estas, un 47% (48 plantas) son silvestres, extraídas en forma irracional de los ecosistemas naturales, 37% son especies cultivadas y un 16% corresponde a cultivos agrícolas de los cuales se utilizan algunas partes como medicinas.

        La venta de plantas medicinales es tradicional en mercados, en ferias del agricultor y en ventas ambulantes. La comercialización en estos sitios es a precios relativamente bajos entre 10 y 40 colones por unidad. En los últimos años se han establecido las tiendas de productos naturales, biosalud o botánicas. Cada una de estas empresas transforma o comercializa un promedio de 54 especies. La presentación más popular es mediante tes y en 1992, se comercializó aproximadamente 123280 kg de materia prima a nivel nacional, se realizaron exportaciones a Panamá y algunas empresas buscan introducirse en el mercado canadiense.

       Costa Rica ha exportado basicamente 4 especies de uso farmacológico (ipecacuana, quina, zarzaparrilla y aloe). De estos el producto mas importante para exportación es la ipecacuana, de la cual se realizaron exportaciones por un total de 89972 kg, con un valor de USA $ 4229 875, para el año 1992.

        Aunque algunas especies de plantas medicinales (ipecacuana) pasaron del extractivismo a la domesticación, aún no se cuenta en el país con objetivos claros para evitar la erosión genética que esta actividad provoca. Asociado a la extracción silvestre de las plantas medicinales, se encuentra un fuerte pero disperso sector informal de recolectores, el cual se mide por el hecho de que hay 13 especies silvestres que contribuyen cada una con una tonelada o mas por orden de importancia, estas son: hojas de sen, zarzaparilla, cuculmeca, ciprés, cola de caballo, chiquizá, hombre grande, quina ocotea, saragundí, roble, jinocuabe, calzoncillo y diente de león. De las 3 especies mas importantes en volumen (31 toneladas), dos (zarzaparrilla y cuculmeca) concentran la mitad de dicho volumen y provienen del bosque.

        Desde el punto de vista ambiental, el uso de medicamentos tradicionales puede amenazar la biodiversidad de donde provienen, y aunque no se han realizado estudios sobre el grado de amenaza sobre las plantas medicinales, se consideran en peligro de extinción, aquellas que requieren de condiciones del bosque para sobrevivir. Para asegurarse o reforzarlas, se necesita adoptar medidas que aseguren la sostenibildad del uso de los recursos. La mejor garantía es promover el cultivo sostenible, a través de la extensión agraria, jardines botánicos, entre otros. Ultimamente y como respuesta al turismo, la empresa privada ha iniciado acciones para establecer jardines de plantas medicinales, lo cual promoverá su conservación.

4.1.4

Plantas ornamentales

 

        En nuestro país hay una actividad económica importante alrededor de las plantas ornamentales (venta y producción). Muchas de estas plantas son silvestres y como tal, están sustentadas en la cantidad y calidad de la biodiversidad presente en nuestros ecosistemas. Es decir, que generan un aporte económico importante de cuantificar. Esto está en proceso.

4.1.5

Madera

   

 
        La madera es el principal producto extraído de los bosques nacionales, actividad que puede poner en peligro la disponibilidad del recurso, si no se controla la deforestación. De la madera se derivan una serie de bienes adicionales como puertas, ventanas y artesanías. conviertiéndose en un insumo importante para el desarrollo de muchas actividades económicas.

        Como dato global se tiene que la cantidad de madera extraída en 1995, fue de 245711,5 m cúbicos. En tanto el precio promedio para la madera utilizado en la estimación del aporte económico es de 8115.07 colones/m cúbico. El aporte económico de este bien se estimó en 1994 millones de colones para este año.

       A pesar de la importancia que tiene la madera en el desarrollo del país, todavía no se cobra un precio más allá de los costos de extracción en que se incurre. En otras palabras, la madera como tal, sigue teniendo un precio cero. Aún así, es posible estimar los ingresos asociados con esta actividad con el fin de reconocer la importancia de la biodiversidad para la economía nacional. Estas estimaciones están siendo llevadas a cabo por diferentes entidades (Centro Científico Tropical y la UNA, así como compañias consultoras).

       El pago de Servicios Ambientales ha involucrado a más de 22 mil pequeños y medianos productores forestales, con un área total promovida de 279 000 ha, de la cuales 145000 corresponden a plantaciones forestales, 102000 a bosques protegidos, y 32000 a manejo sostenido del bosque.

        Este proceso de incentivos y pago de servicios ambientales, ha requerido de una inversión de 115 millones de dólares por parte del Estado y más de 800 millones de dólares de inversión privada solo en la reforestación de 145000 ha en los últimos 10 años, la gran mayoría en tierras degradadas por la agricultura y la ganadería extensiva.

4.1.6

Manglar

inicio.gif
Inicio

  
        La valoración económica de los manglares aún no se ha hecho. De estos se extraen al menos cinco productos: corteza, carbón, leña y aserrío de árboles para construcción de casas, así como su uso recreacional, la caza y la pesca. Además son zonas con diversos usos alternativos, como la acuacultura, agricultura, producción de sal, urbanización, áreas protegidas.

        En 1989, el área de manglar del país se había calculado en 41002 ha, y ya para 1993, se estimó que existían 30000 ha, lo cual significa una reducción de un 27% en un período de 4 años. La importancia de estos ecosistemas radica en la protección de etapas tempranas del ciclo de vida de algunos peces y crustaceos de importancia comercial, por lo tanto su influencia se extiende mas allá del propio manglar. Estos contribuyen además a controlar y estabilizar la erosión costera, evitando la acción del viento y del agua. En Costa Rica la mayor concentración se encuentra en el Golfo de Nicoya y en general en la costa Pacífica.

        La extracción de la corteza es uno de los usos tradicionales mas comunes del manglar. Esta corteza sirve para obtener taninos, utilizados en la tenería para el curtido de pieles. La cooperativa Coopemangle, del Area de Térraba Sierpe, corta por mes cerca de 115 de estos árboles (Rhizophora), de los cuales se extrae en promedio, 3.5 quintales de corteza por árbol.

        La extracción de madera para la producción de carbón, es una de las actividades que causan mayor alteración en estos ecosistemas. El proceso normal consite en el apilado de madera de hornos de fos, construídos en el suelo y sin ningún tipo de protección.

        La leña de mangle es utilizada por pobladores cercanos a dichas áreas como fuente de energía para preparar alimentos, esta actividad en general es para uso doméstico, aunque existe el caso de venta de leña de mangle en la zona Térraba-Sierpe, en donde la cooperativa vendía a u precio de 2.3 colones /astilla., un total de 2.2 m cúbicos/mes, lo que equivale a 333 astillas/mes en el año 1991.

       Las zonas de manglar son de gran interés para el ecoturismo. Aquí también se da la caza de mamíferos y reptiles, que viven en el manglar o lo visitan ocasionalmente, tales como cocodrilos, caimanes, iguanas y algunos primates. Además la colecta de moluscos es una actividad muy importante y la explotación se realiza desde el nivel de subsistencia hasta el comercial. Datos de la Cooperativa de Ciudad Cortés (Marín, 1991, en 4), muestran que en el caso de las pianguas, el precio por concha que se le pagaba a cada piang¸ero era de 1.75 colones en 1991, y se estima que cada adulto puede sacar entre 250-350 conchas diarias y los expertos, se aproximan a los 450. Un centro de acopio de la región mencionada, obtenía cerca de 30000 pianguas/dia en 1991.

      Grandes áreas de manglar han sido eliminadas para la acuacultura y la agricultura, a pesar de que los terrenos no sean aptos y las experiencias en su mayoría, han fracasado.
   

4.1.7

Artesanías

     


        Mucha de la artesanía que se encuentra en el mercado es silvestre. Los artesanos extraen la materia prima del bosque, sin preocuparse mucho por la reproducción y conservación, hasta que los recursos se deterioran, o bien se acaban por completo. Actualmente se promueve la búsqueda y utilización de nuevos productos artesanales, con el fin de disminuir la presión que existe sobre los bosques.

        La producción de artesanía está fuertemente influenciada por el desarrollo y auge del turismo, que cada día demanda mas productos naturales con algún grado de transformación o en su forma natural.

        A pesar de la importancia que tiene la artesanía dentro de la actividad económica, no se reconoce su importancia como producto derivado de la biodiversidad nacional, y por lo tanto, aún no se le reconoce a los bosques un ingreso de acuerdo con la explotación de artesanías. Esto es necesario para apoyar los planes y estrategias que se desarrollan en el país en conservación.

        Es poca la información sistemática que existe sobre esta actividad, lo que no permite una estimación precisa de los ingresos que genera. Apenas se contabilizan algunas artesanías que van al mercado internacional, mientras que las que se destinan al mercado nacional no están contabilizadas. Estos estudios deben continuar y apoyarse.
  

4.1.8

Bioprospección: Búsqueda de usos potenciales de la biodiversidad2

         

     
        En su concepción original, el término bioprospección se usó y se usa aún, en relación con el proceso que conduce al descubrimiento de minerales y otros yacimientos de interés económico en el suelo y subsuelo. En el INBio, la definición, que se ha divulgado y popularizado, se refiere a la búsqueda sistemática de nuevas fuentes de compuestos químicos, genes, proteínas, microorganismo y otros productos que posean valor comercial potencial y que pueden encontrarse en nuestra riqueza biológica natural.

        En la práctica el proceso involucra la localización , descripción detallada y recolección de especies que por su amplia distribución y abundancia, no corren peligro de erosión genética, seguido en algunos casos, de una caracterización taxonómica. La bioprospección está ligada estrechamente a un sistema de información que permite manejar en forma confiable y sistemática una gran variedad y volumen de información.

        El fin último, pero no es la única forma, es agregarle valor a la biodiversidad y que pueda así dar un mayor beneficio económico para las áreas protegidas y el país, y contribuya así a su conservación. Hasta dónde llega ese valor agregado?, depende de la inversión en infraestructura y la capacidad técnica que exista en el país, así como la capacidad de negociar con la contraparte. Aprendiendo de la historia agrícola de Costa Rica, basada esencialmente en la exportación de materia prima, el INBio va más allá al enfatizar en todos sus convenios de investigación, el valor agregado en las muestras. Una muestra es valiosa en relación directa a la información que la acompaña, por ejemplo: historia natural, pistas biológicas, procesos de extracción y separación, ensayos para determinar actividad biológica, y la capacidad y el conocimiento para volver a recolectarla en el futuro, si fuera del caso.

       La naturaleza es una excelente fuente de materias primas. La industria busca moléculas y genes novedosos que lleven a nuevos productos y a la innovación de procesos. El interés mundial sobre plantas se mantiene, sin embargo hay una fuerte demanda por otros grupos como microorganismos, moluscos e insectos.

        Algunas experiencias en el INBio están en el sector farmaceútico, en conjunto (acuerdos) con Merck & Co y el International Cooperative Biodiversity Group (Universidad de Cornell, Bristol Myers e INBio), que incluyen la evaluación de muestras de plantas, insectos, y microorganismos para determinar su uso potencial en la industria farmacológica y veterinaria. Otra compañía que se ha sumado a este esfuerzo es INDENA (Italia), con la cual se evalúan extractos en Costa Rica para determinar su actividad antibiótica y antiviral y su uso potencial en la industria cosmetológica. Dentro de esta misma área, se desarrolla una fase de búsqueda de fragancias y aromas provenientes del bosque, como medio para ampliar conocimientos en el uso de la biodiversidad y las opciones tecnológicas en la cosmetología.

        En el campo agrícola se desarrollan investigaciones con socios nacionales e internacionales, para el desarrollo de nuevos pesticidas. Un ejemplo es la optimización de protocolos de extracción, análisis del compuesto activo, domesticación de la especie y prueba de su eficacia en cultivos de banano, de un compuesto nematicida presente en la especie Lonchocarpus sp. Por otro lado con la Universidad de Massachussets, existe colaboración para realizar bioensayos enzimáticos diseñados para probar la actividad insecticida de extractos provenientes de plantas, insectos, briófitas y moluscos de nuestro país. Igualmente en el campo enzimático, se realiza una investigación en colaboración con la industria biotecnológica Recombinant Biocatalysis, para identificar y aislar nuevas enzimas a partir de microorganismos acuáticos y terrestres, que viven en condiciones extremas de temperatura o acidez y que pueden ser útiles en procesos industriales.

        Ya fue aprobada por el BID, una propuesta para promover el desarrollo de nuevos productos de biodiversidad en micro y pequeñas empresas de Costa Rica, a través de la transferencia del conocimiento y tecnología desarrolados por INBio. Los sectores de interés para el desarrollo de estos productos incluyen: química, farmacia, horticultura, agricultura orgánica, biotecnología, sustitución de pesticidas y turismo.

        Especificamente el Programa de Prospección del INBio, ha transferido en forma directa, o en capacitación y equipo, al SINAC y a las universidades públicas, especialmente a la Universidad de Costa Rica, para la conservación e investigación en biodiversidad, cerca de dos millones de dólares desde 1991 hasta 1998 (Martín, N. 1999. INBio. Comun.Pers.).

        Para más información vea sección: Conservación In Situ, del Informe dePaís y la página WEB del INBio

2Basado en Mateo et al, 1998

4.1.9

Servicios ambientales

inicio.gif
Inicio

•  Programas de compensación por servicios ambientales

•  Valoración de los recursos de las áreas silvestres protegidas, servicios

4.2

Costos de la Conservación