Ambiente actual y potencial de la danta (Tapirus bairdii) en el Parque Nacional Volcán Tenorio y la Zona Protectora Miravalles.

Investigadores: Fabricio Carbonell y Jairo González, Consultora Maralvis
Email: maralvis@yahoo.com
Documento en PDF

El tapir o danta es el mamífero más grande del trópico mesoamericano por lo que necesita de amplias extensiones de bosque para poder vivir. Esta especie fue cazada en abundancia en décadas pasadas para la obtención de carne y cuero; de ahí que sus poblaciones hayan disminuido severamente.

Con el fin de ampliar la información sobre la danta se llevó a cabo este proyecto teniendo como objetivos generales la determinación del ambiente actual y potencial, el uso de ambientes, hábitos alimenticios y su abundancia relativa para una mejor gestión en su conservación en la Zona Protectora Miravalles y el Parque Nacional Volcán Tenorio.

Los resultados indicaron que los ambientes de las áreas protegidas y no protegidas presentan calidades adecuadas para la danta; esto significa que esta puede vivir tanto dentro de las áreas protegidas como fuera de ellas. Los principales factores que determinaron su presencia fueron:

    1. las pendientes moderadas,
    2. la presencia de cuerpos de agua como ríos y lagunas y
    3. los ambientes boscosos.

Estos resultados sugieren que la danta habita las áreas protegidas con altas pendientes y en las épocas secas como refugio al no tener otra opción mejor, pues los lugares con pendientes moderadas y abundancia de agua son las partes bajas donde se encuentran los principales poblados del Área de Conservación Arenal Tempisque (ACAT). Esta hipótesis se ve sustentada con la observación frecuente por parte de los pobladores de dantas que salen al atardecer de los bosques hacia los potreros y caminos, y recuerdos de estos de la abundancia de dantas en las zonas húmedas de las partes bajas.

La danta en los volcanes Tenorio y Miravalles se alimenta de frutos, hojas y tallos de una gran variedad de especies, entre las cuales se encuentran los frutos del jícaro danto (Parmentiera valerii) y es probable que la danta sea la principal dispersora de esta especie endémica de la región. Sin embargo, a pesar de que el ambiente no presenta mayores restricciones para la supervivencia de la especie, la danta presenta poblaciones reducidas estimadas en 0,08 individuos/km2 para el volcán Miravalles y de 0.27 individuos/km2 para el volcán Tenorio.

Entre las principales causas de las bajas poblaciones están la cacería en el pasado, la fragmentación y reducción del ambiente y la restricción de sus movimientos por alambres en potreros aledaños a las áreas protegidas. Por otro lado, la danta es muy popular entre los pobladores y estos conocen su comportamiento y sus usos. Recomendamos efectuar estudios de técnicas para el mejoramiento de la calidad del ambiente y de las poblaciones de la danta; ampliar la validación de este estudio a toda el área de conservación y educar para involucrar a las poblaciones humanas en la conservación de la especie y así evitar su extinción local.

 

 
Principal | INBio | Biodiversidad | Servicios | INBioparque | Editorial | Mapa del sitio | Encuesta