Estado de la población de cocodrilos (Crocodylus acutus) en el Río Tempisque, Guanacaste, Costa Rica.

Investigador: Juan Sánchez Ramírez. SINAC / MINAE.

El río Tempisque ha sido reconocido por albergar una de las más importantes poblaciones de cocodrilos del país. Desde hace más de 40 años su abundancia y tabú generó una cacería que llevó a la especie al borde de la extinción. En los últimos 15 años, esta especie ha sido objeto de investigaciones y repoblamiento, y las comunidades humanas que comparten territorio con los cocodrilos han recibido educación ambiental con el fin de que aprendan a convivir con aquellas. Sánchez et al (1996) reportando una densidad estimada de 4.6 individuos por kilómetro de ribera del río Tempisque, una densidad muy baja para las adecuadas condiciones que presentaba el río Tempisque.

Varios años después, se realizó un nuevo censo en el 2000-2001 con el objetivo de estimar el tamaño de la población de cocodrilos, determinar si creció o disminuyó, conocer el uso que se le ha dado a este recurso a través del tiempo, y determinar el uso de hábitat por parte de la especie. Los cocodrilos, que son territorialistas, ocupan o hacen uso de varios hábitats, y dependiendo de la talla de los individuos y la época del año se distribuyen por tamaño en los diferentes hábitats disponibles o comparten el mismo. Los cocodrilos de tamaño menor a 2 m suelen usar las áreas de manglar y pastos, mientras que los adultos prefieren áreas más abiertas o boscosas, aguas más profundas, con taludes y playones cercanos.

La densidad de la población aumentó 3.9 veces con respecto a los datos obtenidos en 1993. La población de animales no reproductores es 4 veces mayor a la población de adultos. Es importante resaltar que la mayoría de animales adultos se ubican en las partes superiores de la cuenca del río dentro de los límites del área de estudio, por ser esta la zona que ofrece mayores ventajas para el anidamiento, incubación y eclosión de los huevos, sin considerar las actividades humanas, que han tenido una importante participación en el reclutamiento de nuevos individuos a la población. En cuanto al uso de esta especie, si bien es cierto, en décadas anteriores se cazaban para extraer la piel y la grasa o bien por considerarse un animal peligroso para el ganado y el hombre, hoy en día sus cazadores han entrado en su edad senil y pocas personas siguieron su ejemplo.

Los cocodrilos actualmente representan un atractivo turístico importante para las comunidades locales e incluso se lleva a cabo un ritual durante la semana santa en la comunidad de Ortega de Santa Cruz que atrae a miles de turistas tanto nacionales como internacionales, ofreciendo tours a lo largo del río para admirar a esta especie y las aves acuáticas. A escala nacional, la población del río Tempisque es la segunda más importante en densidad de población después de la población del río Tárcoles (Pacífico Central); sin embargo, en cuanto a número de individuos quizá la población del Tempisque sea mayor que la del Tárcoles.

En el ámbito latinoamericano estas poblaciones son dos de las más importantes. Uno de los serios problemas que enfrenta esta especie ya no es la cacería sino la destrucción de sus hábitats o lugares de anidamiento, como consecuencia de las actividades humanas y las políticas gubernamentales y sus instituciones, unas por querer evitar lo inevitable y otras por su negligencia. Mientras tanto, la especie sigue en la lista de especies amenazadas (Apéndice I de CITES y en la lista de peligro de extinción según nuestra ley de Conservación de la Vida Silvestre).

 
Principal | INBio | Biodiversidad | Servicios | INBioparque | Editorial | Mapa del sitio | Encuesta