Evaluación del estado de poblaciones de mamíferos en peligro de extinción dentro del Área de Conservación Arenal Tempisque (ACAT)

Investigador: Edgardo Arévalo, Asociación Conservacionista de Monteverde
Teléfono: 645-5521, Email: arevalen@racsa.co.cr
Informe en PDF
Manual monitoreo mamíferos

Este proyecto estimó el tamaño relativo de las poblaciones de cinco especies de mamíferos en la Zona Protectora Arenal-Monteverde (ZPAM), Cordillera de Tilarán, Costa Rica. El estudio se realizó de noviembre de 1999 a enero del 2001 e incluyó las especies Tayassu tajacu (saíno), Agouti paca (tepezcuintle), Tapirus bairdii (danta), Puma concolor (puma) y Panthera onca (jaguar).

Para la estimación de las poblaciones se utilizó el método indirecto de recolecta de huellas con yeso odontológico, las cuales fueron recolectadas por guardabosques de la ZPAM debidamente capacitados a través de talleres en el campo. Las huellas se recolectaron en seis transectos permanentes de tres kilómetros de largo y dos de ancho, una vez por mes y en forma simultánea (8 muestreos en total). Además, se colectaron huellas fuera de los transectos en diferentes sitios de la ZPAM durante los recorridos de protección de los guardabosques. El área para la cual se estimó el tamaño relativo de las poblaciones fue de 49.301 hectáreas.

En total se recolectaron 243 huellas de las cinco especies. La especie más abundante fue el saíno la cual apareció con una frecuencia de 40,3% en el total de huellas recolectadas, seguida por el puma con 38,3%, tepezcuintle con 16,5%, danta con 4,9%, y jaguar con 0%. En este estudio se estimó una población de 28.404 a 34.511 individuos de tepezcuintle, 835 a 6.267 individuos de saínos, 36 a 54 individuos de pumas, y 31 a 155 individuos de dantas. Aunque este estudio no detectó al jaguar, existe evidencia reciente de su presencia en el área, por lo que se considera que dicha población está muy reducida.

El área de bosque de la cordillera de Tilarán está aislada de las masas de bosque de las cordilleras de Guanacaste y Volcánica Central. Además, esta área está sometida a la cacería furtiva de las especies aquí estudiadas. Se recomienda el incentivo de conexiones entre bosques y, de ser posible, la expansión de áreas protegidas debido a que las poblaciones de especies de mamíferos de tamaños medianos y grandes podrían necesitar de áreas de bosques más grandes que estas para su viabilidad. También se recomienda repetir este tipo de estudio, de un año de duración, y cada cinco años, para monitorear la abundancia y tamaño relativo de las poblaciones a través del tiempo. Esto es de importancia para el establecimiento de controles y toma de decisiones en el manejo y protección del recurso que el área protege.

 
Principal | INBio | Biodiversidad | Servicios | INBioparque | Editorial | Mapa del sitio | Encuesta