Acerca de GRÚAS II

Objetivo

Orientar las políticas nacionales de ordenamiento territorial con fines de conservación de la biodiversidad, utilizando el mejor conocimiento científico disponible y mediante un proceso participativo y transparente.

Producto Final

Propuesta técnica de ordenamiento territorial que optimice los esfuerzos nacionales para la conservación in situ de la biodiversidad terrestre, de agua dulce, costero - marina y marina del país.

Definición de objetivos y alcances del proyecto

Objetivos generales
1. Desarrollar un marco técnico orientador para los próximos diez años, basado en la mejor información científica actualmente disponible, que asegure la viabilidad de los procesos ecológicos en el largo plazo, que contribuya a la articulación y a dar prioridad a los esfuerzos intersectoriales e interinstitucionales para la conservación in situ de la biodiversidad y que los integre al desarrollo socioeconómico del país.
Proveer información técnica a todas aquellas entidades que estén encargadas del manejo, investigación, planificación y formulación de políticas relacionadas con el uso de la tierra en los niveles nacional, regional y local, de tal forma que tomen decisiones informadas y contribuyan así a disminuir las amenazas para los sistemas ecológicos y las especies seleccionadas, con una visión ecosistémica que transcienda los límites político – administrativos.

Objetivos específicos

  1. Identificar y delimitar geográficamente los sistemas ecológicos (ecosistemas y/o comunidades terrestres, de agua dulce, marino - costeros y marinos) y especies seleccionadas que no están adecuadamente representadas en el sistema actual de áreas silvestres protegidas (análisis de brechas), corredores biológicos y otras áreas de manejo especial.
  2. Priorizar los sitios, sistemas ecológicos y especies clave para la conservación in situ de la biodiversidad costarricense.
  3. Identificar las amenazas actuales y potenciales para los sistemas ecológicos o especies seleccionadas.
  4. Desarrollar las metodologías para la identificación de las áreas prioritarias para conservación en los ecosistemas y/o comunidades, terrestres, de agua dulce, marino - costeros y marinos.
  5. Diseminar la información generada por el proyecto, entre todas aquellas entidades que estén encargadas del manejo, investigación, planificación y formulación de políticas relacionadas con el uso de la tierra en los niveles nacional, regional y local; y darla a conocer al público en general.
  6. Promover la cooperación entre sectores e instituciones, mediante la utilización conjunta de la información generada por el proyecto y su aplicación práctica en actividades de manejo a nivel nacional, regional y local.
  7. Desarrollar un plan de acción que oriente la implementación de las recomendaciones técnicas resultantes del proyecto; incluyendo, posibles áreas nuevas, modificación de límites y/o categorías de manejo en áreas existentes, establecimiento de nuevos corredores biológicos entre áreas aisladas y modificación de límites en corredores biológicos propuestos, así como establecimiento de servidumbres ecológicas y otras modalidades de conservación privada.

Estructura organizativa

GRUAS II esta conformado por tres equipos que trabajan en forma coordinada.

  1. Equipo director: compuesto por un representante titular y un suplente de cada una de las instituciones gubernamentales y organizaciones no gubernamentales que patrocinan la iniciativa. Dentro de sus responsabilidades están: supervisar el proyecto y buscar el sustento económico para realizarlo.
  2. Equipo técnico: formado por dos funcionarios, con reconocida formación y experiencia en el campo de la conservación de la diversidad biológica, de cada una de las instituciones y organizaciones participantes Entre sus responsabilidades están: participar y apoyar al equipo ejecutor en la toma de decisiones científicas e informar al equipo director sobre el avance del proyecto.
  3. Equipo ejecutor: compuesto por un coordinador y un asistente. Es el responsable de llevar a cabo las acciones que se van desarrollando en el proceso de ejecución del mismo.

Además se cuenta con la asesoría de expertos en diferentes campos, así como el apoyo de enlaces de las Áreas de Conservación y en casos específicos con consultorías para cubrir vacíos de información que se consideren importantes. A continuación se ilustra a través de un esquema la conformación estructural de GRUAS II.

Proceso

El proceso de elaboración de la propuesta incluye: identificación y georeferencia de los objetos de conservación, búsqueda de información y análisis a través del Sistemas de Información Geográfica, para identificar los vacíos de conservación que hay en el país, tanto en sus áreas continentales como marinas. Los productos parciales serán revisados y avalados por diferentes actores que participarán en talleres nacionales y locales, de manera que la propuesta sea validada y se facilite su implementación.

Análisis GAP
Este es un análisis para determinar los vacíos de conservación. Actualmente las prioridades de conservación de la biodiversidad deben basarse en la representatividad que ésta tenga en el espacio geográfico.

Son las áreas con mayor representatividad o mayor exclusividad en términos de biodiversidad, las que adquieren niveles de prioridad a la hora de asignar recursos para la protección y conservación de ecosistemas.

Para hacer un buen análisis es importante identificar los objetos de conservación adecuados, sean estos, especies o ecosistemas; y la selección se hace a través de consulta a expertos en cada uno de los campos temáticos y geográficos definidos.

Análisis de amenazas
Luego de realizar los análisis GAP y haber definido las prioridades de conservación, según la representatividad biológica, es necesario conocer los niveles de amenaza que enfrentan las diferentes áreas seleccionadas. Las amenazas varían; según el tipo de amenaza y su intensidad, se identifican ciertas áreas como prioritarias para conservación de biodiversidad.


Resultados
Todo el trabajo incluirá los ambientes continentales y marinos y estará dividido en 4 grandes zonas: continental, continental agua dulce, marino -costero y marino (aguas abiertas). El producto final será un mapa con las propuestas de conservación y sus respectivas bases de datos, así como el documento que explica y justifica el proceso.

Plan de acción
Otro de los resultados será la elaboración de un plan de acción en donde se expresen las prioridades de conservación de acuerdo con los resultados obtenidos en los pasos anteriores. Además de priorizar; el plan de acción incluye: asignación de responsabilidades, programación para la ejecución de las acciones e identificación de costos.

Marco conceptual

Para el caso particular del Proyecto GRUAS II, la definición más acertada de Marco Conceptual es; “una visión de conjunto de las ideas y las prácticas que conforman el modo en que se lleva a cabo el trabajo de un proyecto”.

Bajo esa premisa se detalla el proceso propuesto para la elaboración de GRUAS II, que es un análisis de la representatividad biológica en el país, que incluye la actualización de GRUAS I y la incorporación de los ambientes marinos en el estudio, cuyo producto final debe ser una propuesta de ordenamiento territorial enfocado en prioridades de conservación.

Para lograr lo anterior se estarán analizando y evaluando variables biológicas, físicas y socio – económicas a nivel nacional.

Durante el proceso se seguirán los siguientes pasos generales:

  • Definición de las escalas ecológicas de trabajo y los sistemas de clasificación de los ecosistemas involucrados en el análisis. Se debe seleccionar el estudio de base que se usará para medir la condición ambiental del país. Klijn (1991;1994) y Klinj & Udo de Haes (1994), definen que las escalas ecológicas van desde la ecozona; que es la escala más general, hasta el ecotopo; que es la unidad ecológica menor que puede ser representada cartográficamente en polígonos.
    En GRUAS I se usó el estudio de macrotipos de vegetación elaborado por Luis Diego Gómez, como base del análisis, el cual es un estudio detallado de formaciones vegetales que fue cartografiado a escala 1:200000 (García, 1996).
    Para GRUAS II se ha sugerido determinar en conjunto con los expertos asesores, una escala ecológica más adecuada a las necesidades de conservación del País. Entre la información disponible en la actualidad está el estudio de ecomapas, que está a un detalle de 1:50000 a nivel de cobertura y a escala 1:200000 a nivel de ecosistemas. El problema principal de ecomapas es que solo cubre el 54% del territorio continental, de manera que su utilización debe ser complementada con otros estudios. Por otra parte, hay que mencionar que para los ambiente marinos las escalas serán mucho más generales, debido a que el área de trabajo es muy grande y a que no hay suficiente información de detalle.

  • Definición de los componentes socioeconómicos que se utilizarán en el análisis. Como un aspecto complementario al análisis de la condición ambiental del país, se usará el análisis de la situación socioeconómica actual del país, representado en los estudios de índice de desarrollo social de Costa Rica (MIDEPLAN, 2000), para priorizar acciones. Es importante además de conocer la situación desde el punto de vista biofísico de algunas regiones del país, conocer también la condición socioeconómica de su entorno, claro está que esta variable solo aplica para las áreas continentales y costero - marinas.

  • Definición de los criterios de evaluación de la biodiversidad (terrestres, de agua dulce, costero - marina y marina) y la respectiva metodología para la integración de datos. Para hacer un análisis objetivo primero hay que identificar los criterios que se estarán evaluando para cada elemento de conservación seleccionado, luego se deben agregar los índices de valoración a cada variable. La definición de las variables que serán evaluadas, así como los índices que se les asigne a cada una, deben ser seleccionados con el apoyo de expertos en cada uno de los campos de acción, lo cual se hará a través de sesiones de trabajo con cada uno de ellos.

  • Unidades administrativas de trabajo. Si bien GRUAS II es una propuesta que debe hacerse a nivel nacional, y como tal las unidades de conservación resultantes del proceso deben obviar los límites administrativos y proponerse a nivel de ecosistemas; también se espera generar productos parciales para diferentes unidades administrativas, como son: las áreas de conservación y las municipalidades. Tanto la representatividad biológica, como los vacíos de conservación serán mapeados bajo estas unidades, con el propósito de sentar responsabilidades en la administración local y regional sobre la importancia de manejar adecuadamente los recursos naturales y aportar una base técnica - científica que ayude a orientar el ordenamiento territorial.

 
 
Principal | INBio | Biodiversidad | Servicios | INBioparque | Editorial | Mapa del sitio | Encuesta