Estrategia de Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad del ACCVC      

Problemática del ACCVC relacionada a la conservación y uso sostenible de la biodiversidad1.
   
     INVESTIGACIÓN:
 
  • Ausencia de un programa de investigación organizado y con recursos suficientes para su desarrollo.
  • Insuficiente investigación para el manejo de la biodiversidad en la región.
  • Desconocimiento del contenido de las investigaciones realizadas y disponibles en el ACCVC, por parte de los diferentes usuarios.
  • Capacitación insuficiente del personal del ACCVC-SINAC y ausencia de los recursos necesarios, para atender labores de recopilación y transferencia de los resultados de investigación, así como para valorar y controlar las investigaciones que realizan los diferentes investigadores.
  • Escasa divulgación de los resultados de investigación por parte de los investigadores.
  • Escasa investigación en impacto ambiental y uso sostenible por parte de actores regionales.
  • Información insuficiente sobre la dinámica de los ecosistemas presentes en el Área.
  • Escaso conocimiento en los grupos taxonómicos presentes.
  • No se promueven investigaciones sobre manejo de la biodiversidad.
  • Recursos económicos y técnicos dispersos e insuficientes.
  • Ausencia de criterios para priorizar los temas de investigación.
  • La investigación no incide en el desarrollo socioeconómico de la región.
  • Fallas en el cumplimiento de las las normas establecidas para realizar investigaciones en las áreas silvestres protegidas.
  • Ausencia de mecanismos para verificar el almacenamiento y divulgación de datos sobre investigaciones realizadas en el Área, entre las entidades interesadas.
  • Insuficiente capacitación al usuario interno sobre el acceso a publicaciones del Centro de Documentación del ACCVC.
  • Centralización de los trámites del proceso de investigaciones.

Resumen: subutilización del recurso humano capacitado y de los recursos naturales

Insuficiente organización, planificación, definición de políticas, transferencia, coordinación, priorización, divulgación, incentivos, grupo idóneo para valorar investigaciones, financiamiento e integración universitaria.

     INFORMACION:
 
  • Información insuficiente sobre características de la biodiversidad del Área.
  • Información dispersa.
  • Insuficiente sistematización de la información existente, en lo referente a conservación y uso sostenible. No existe una base de datos relativa a fuentes de información, a investigación, ni a expertos en la región.
  • Ausencia de los canales adecuados para accesar la información sobre biodiversidad en niveles vertical y horizontal para la ejecución y toma de decisiones. Faltan mecanismos específicos para revisar y transferir la información a diferentes grupos meta en la forma adecuada.
  • Insuficiente información sobre infraestructura y actividades ex-situ que se realizan en el Área.
  • Centralización de la información sobre acceso a recursos genéticos y biotecnología de parte de las instituciones y organizaciones relacionadas.
  • Poca información sobre utilización de las áreas protegidas como laboratorios vivos.
  • Desaprovechamiento de los medios nacionales y locales de comunicación para divulgar la información.

Resumen: no hay centros de documentación en los diferentes sectores involucrados en el ACCVC, ni mecanismos para el intercambio adecuado de la información.

     CONSERVACIÓN DENTRO Y FUERA DE ÁREAS PROTEGIDAS:
  • Insuficiente apoyo político para actividades de conservación en la región.
  • Infraestructura insuficiente.
  • Ecosistemas importantes sin protección ni monitoreo.
  • Ausencia de demarcación adecuada en algunas áreas silvestres protegidas
  • Insuficientes planes de ordenamiento territorial, y falta de una adecuada ejecución de los existentes.
  • Escaso control en el manejo de especies exóticas.
  • Escasos recursos y vacíos en la legislación para conservar y manejar las especies y ecosistemas de interés particular.
  • Poca información, educación y capacitación para el control de organismos vivos modificados (OVM).
  • Experiencia insuficiente en el Área acerca de los mecanismos necesarios para respetar, preservar y mantener los conocimientos tradicionales de las comunidades locales.
  • Escasas experiencias en promoción del conocimiento tradicional y la distribución justa y equitativa de los beneficios resultantes de este conocimiento.
  • Ausencia de un asesoramiento permanente a las comunidades locales sobre la importancia y valoración de sus recursos.
  • Insuficientes recursos humanos, materiales y económicos para la conservación y manejo ex situ e in situ (presencia institucional).
  • Insuficiente control de la extracción ilegal de especímenes de las áreas silvestres protegidas.
  • Dispersión de la legislación ambiental, lo cual genera confusión en su aplicación.
  • Insuficiente conocimiento, control y monitoreo del impacto de actividades productivas, como el turismo, en las áreas silvestres protegidas y sus zonas circunvecinas.
  • Insuficientes incentivos y pago de servicios ambientales para la conservación tanto fuera como dentro de las áreas protegidas.
  • Pago de servicios ambientales no tiene un enfoque para el manejo biodiversidad.
  • Existencia de áreas silvestres protegidas que incluyen terrenos cuyo pago aún no se ha completado.

*Interés particular: especies endémicas, amenazadas, raras, en extinción

Resumen: inexistencia de una política clara a fin de que la sociedad civil y las ONG colaboren en forma más activa con el personal del Área para una conservación más eficaz. Insuficiente control y monitoreo del estado de especies nativas y la introducción de exóticas.

     EDUCACION, CONCIENCIA PUBLICA, EXTENSION:
  • Desconocimiento por parte de la mayoría de la población acerca de la importancia de la conservación; los costarricenses no están identificados plenamente con las áreas silvestres protegidas, ni con su papel en el desarrollo.
  • Ausencia de valores (conciencia) en la población, con respecto a la temática que afecta al ambiente y a la permanencia y uso de la biodiversidad.
  • Programas de educación formal incompletos respecto a la conservación de la biodiversidad, por cuanto el MEP no ha asumido plenamente su responsabilidad en este campo.
  • Insuficiente planificación para identificar posibilidades de nuevas formas de educación y fortalecimiento de conciencia pública en el tema.
  • Técnicas educativas utilizadas que no han impactado significativamente en el uso de la biodiversidad y el ambiente. Los proyectos educativos no solo deben crear conciencia sino propiciar acciones concretas que promuevan un verdadero cambio de comportamiento en el individuo.
  • Insuficiente identificación de grupos meta para la educación y los objetivos de aprendizaje que se desean lograr. Insuficiente personal capacitado en el Área que se dedique a estas funciones.
  • Escasa educación en manejo de desechos sólidos, contaminación ambiental, conservación, cacería ilegal y deforestación.
  • Poca coordinación sobre el manejo de la biodiversidad tanto intra como insterinstitucional. Du-plicación de funciones. Hay cierta coordinación en nivel subregional pero no en el nivel del Área como un todo.
  • Recursos muy limitados y dispersos para la implementación de acciones.
  • Limitada utilización de las áreas protegidas, como laboratorios vivos (apoyo al aprendizaje).
  • Insuficiente divulgación en el tema de acceso a recursos genéticos y biotecnología.
  • Escaso conocimiento e interés en elaborar y llevar a cabo acciones orientadas al uso sostenible de la biodiversidad.
  • Realidad económica adversa que causa la sobreexplotación de los recursos naturales por parte de la población.
  • Insuficiente documentación de acciones de educación ambiental que se han llevado a cabo en el ACCVC.
  • Restricción de las acciones de Educación Ambiental al concepto único de educación formal, dejando por fuera procesos de participación social de otros actores.
  • Inexistencia de una estrategia regional-nacional para la utilización de los medios de comunicación masiva en los procesos de educación, conciencia pública y extensión sobre el tema.

Resumen: duplicación de funciones en las actividades de educación ambiental que desarrollan las diferentes instituciones y organizaciones en el Area. Insuficientes criterios para seleccionar los grupos meta que desarrollarán los programas de educación ambiental. Insuficiente capacitación de los educadores ambientales. Carencia de un perfil adecuado para el educador ambiental.

     CONTROL DE ACTIVIDADES Y MONITOREO DEL IMPACTO ADVERSO:
  • No hay política enérgica en este tema.
  • Inadecuada coordinación interinstitucional y con la sociedad civil, para el control ambiental.
  • Inexistencia de una definición clara de funciones y responsabilidades institucionales respecto al control ambiental.
  • Altos niveles de contaminación del aire, sónica y por desechos sólidos y líquidos (agroquímicos e industriales).
  • Inadecuado uso de agroquímicos.
  • Insuficientes planes reguladores, al igual que la coordinación interinstitucional para su aplicación.
  • Insuficientes expertos en el campo de evaluaciones de impacto y su seguimiento
  • Escaso monitoreo y evaluación de las actividades productivas.
  • Ausencia de un monitoreo adecuado del estado de la biodiversidad en el Área.
  • Los estudios de impacto se ven solamente como un requisito.
  • Asencia de un monitoreo integrado interinstitucional.
  • Escasos controles en conservación ex situ.
  • Insuficientes mecanismos de registro y seguimiento de proyectos que se relacionan con acceso a recursos genéticos y biotecnología.
  • Insuficiente monitoreo de los proyectos a los que se les ha otorgado el pago de servicios ambientales e incentivos.
  • Ausencia del concepto integral de biodiversidad en los manuales de procedimientos del MINAE.
  • Inexistencia de mecanismos adecuados para que las entidades pertinentes realicen una divulgación amplia a todos los sectores y comunidades aledañas al proyecto en cuestión, acerca de los estudios de impacto ambiental que se aprueban o están en análisis.
  • Inadecuado manejo y conservación de suelos.
  • Desinterés de la sociedad civil.

Resumen: insuficiente capacitación en temas de monitoreo, prevención y mitigación del impacto sobre la biodiversidad en los diferentes sectores del ACCVC. No existe una adecuada aplicación de la legislación, especialmente en supervisión, control y penalización de las actividades que generan impacto sobre la biodiversidad.

     FORMACIÓN DE RECURSO HUMANO:
  • Insuficientes recursos económicos para capacitación.
  • Escaso conocimiento del concepto de biodiversidad por parte del personal del ACCVC-SINAC, lo mismo que capacidad para transmitirlo a la sociedad.
  • Falta de formación en mercadotecnia.
  • Escasa capacitación a la sociedad sobre la importancia de conservar y usar sosteniblemente la biodiversidad.
  • Funcionarios sin formación para valorar el daño ambiental.
  • Escaso conocimiento en el Poder Judicial sobre el tema de impacto ambiental y sobre legislación ambiental en general. Escaso conocimiento en el manejo de biodiversidad.
  • Insuficiente conocimiento y poca aplicabilidad en el tema de acceso a recursos genéticos y biotecnología.
  • Inexistencia de priorización de las necesidades de capacitación de los funcionarios y de la sociedad (escasa planificación).
  • Insuficientes alianzas y coordinación para llevar a cabo la capacitación.
  • Escaso conocimiento e interés en la región acerca del manejo de la vida silvestre.
  • Insuficiente seguimiento de las actividades de capacitación que se han realizado en el Área.
  • Capacitación que no necesariamente se ajusta a las necesidades. Quien recibe la capacitación no siempre es el que ejecuta las acciones en el campo.

Resumen: insuficiente formación sobre legislación ambiental, manejo de biodiversidad e impacto ambiental, en los diferentes sectores de la comunidad. Desaprovechamiento del recurso humano y autóctono de la región.

     COORDINACIÓN INTERSECTORIAL:
  • Duplicidad de esfuerzos.
  • Limitada coordinación interinstitucional en el campo del impacto ambiental.
  • Poca participación de las comunidades en la toma de decisiones sobre gestión ambiental.
  • Escasa participación de las municipalidades y organizaciones comunales en las estrategias intersectoriales.
  • La colaboración e interés de la sociedad en pro de la conservación, no trascienden a acciones concretas.
  • Descoordinación entre instituciones que hacen conservación ex situ.
  • Escasa participación de la comunidad en conservación ex situ.
  • Poca capacidad de organización, capacitación, información sobre experiencias, coordinación interinstitucional, además de falta de interés para llevar a cabo proyectos de uso sostenible de la biodiversidad.
  • Insuficiente retroalimentación entre el Poder Judicial, las instituciones estatales y la Sociedad civil en la aplicación de la ley.
  • Escasa valoración de los recursos por parte de las instituciones que hacen uso y se benefician de la biodiversidad (Ej: ICE, AyA, SENARA, etc.).
  • Pocas propuestas interinstitucionales en diversificación de usos de la biodiversidad para los usuarios de los recursos.
  • Ausencia de mecanismos adecuados para lograr la coordinación interinstitucional acerca de este tema.
  • Acciones institucionales (ACCVC-SINAC) determinadas por estructuras verticales, con poco avance en los procesos reales de descentralización, lo que obstaculiza el trabajo conjunto entre los diferentes actores sociales.

Resumen: poca participación de las municipalidades, gobierno y organizaciones comunales en las estrategias intersectoriales. Escasa capacidad de organización, coordinación y elaboración de planes atractivos para hacer que los diferentes sectores organizados participen activamente en la conservación.

1Basada en problemas identificados para el cumplimiento del Convenio sobre la Diversidad Biológica.