atras.gif (190 bytes)

Estrategia de Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad del ACLAC     

Problemática del ACLAC1 relacionada a la conservación y uso sostenible de la biodiversidad.
   
     IDENTIFICACION Y SEGUIMIENTO
 
  • *Desconocimiento de la biodiversidad que existe.
  • *La información existente está dispersa, no se adecúa a las necesidades, está en lenguaje técnico y no es accesible.
  • *No existe planificación institucional para la conservación y desarrollo del Área de Conservación.
  • *No existen planes de manejo en ecosistemas y vida silvestre.
  • *Carencia de herramientas tecnológicas para conocer y usar la biodiversidad en forma sostenible.
  • Hay grupos de organismos de los cuales hay vacíos de conocimiento: plantas (terrestres y acuáticas), vertebrados (peces, mamíferos, reptiles, anfibios, aves), invertebrados (insectos acuáticos y terrestres, crustaceos).
  • Insuficiente información aplicada disponible para actividades como: uso actual (madera, bejucos, ornamenales, carne, medicinales) y potencial de los productos del bosque (medicina, alimentos, materia prima para industrias, agua, madera, carne, tintes, cosméticos, y productos de limpieza, ornamentales), conservación y diversidad del genoma humano; diversidad cultural, tradiciones e interacción con el medio ambiente y su utilización sostenible; criterios para otorgar servicios ambientales; turismo; pesca actual y potencial; desarrollo urbano (no hay planificación territorial); manejo de fauna y flora (medición de poblaciones, reproducción y comportamiento de grupos como mamíferos (tepezcuintles), iguanas, mariposas, tortugas, plantas (endémicas y de interés particular en general), peces).
  • Insuficiente información y capacidad para el manejo actual (extracción selectiva de maderables, plantas medicinales y ornamentales) y potencial de la biodiversidad (manejo sostenible del bosque, manejo cultural del bosque- indígenas, negros, etc.).
  • Insuficiente conocimiento sobre el manejo del bosque de poblaciones bribrís y cabécares y otras etnias (diversidad cultural).
  • Hay insuficiente monitoreo del efecto en la biodiversidad de actividades de desarrollo como: desarrollo turístico del Caribe Sur; desarrollo urbano de los 4 cantones (tratamiento de basura, aguas negras, aceite, etc); plantaciones de banano (contaminación por pesticidas); extracción de materiales en las cuencas del Río Siquirres, Banano y Bananito; pesca (métodos, monitoreo de cantidad de peces extraídos, individuos y sitios); obtención de energía hidroeléctrica de la represa de Cachí (sedimentación, amenaza a la biodiversidad de ríos del Área); uso de hidrocarburos por embarcaciones en mar y ríos.
  • No existe coordinación entre las instituciones responsables del monitoreo del impacto de actividades socioproductivas y el Área (MINAE, A y A, Recope, Ministerio de Salud, Japdeva, INCOPESCA, Municipalidades, MOPT).
  • Participación de la sociedad civil en la protección de la biodiversidad es insuficiente.
  • Ausencia de mecanismos de repatriación de la información sobre biodiversidad obtenidos en el país.
  • Escasa difusión y socialización de la información en comunidades.
     CONSERVACION IN SITU2:

  • *(1) Escasa coordinación (ineficiente y poco efectiva) entre instituciones y sectores (existen brechas entre la planificación y diseño de políticas intersectoriales). Escasa planificación con una visión estratégica integral a largo y mediano plazo.
  • *(2) Capacitación insuficiente, poco personal, equipo e instalaciones para la óptima administración y manejo de las áreas silvestres protegidas del ACLAC, considerando su gran extensión territorial y las presiones existentes en la actualidad.
  • *(3) Alta rotación de los actores institucionales que genera una continua falta de capacidad instalada y experiencias locales. Muy pocos jerarcas y personal profesional son nativos de la zona.
  • *(4) Poca capacidad de respuesta del Poder Judicial ante la problemática del deterioro ambiental y los esfuerzos insuficientes de control que realizan las autoridades competentes (MINAE, MSP; Msalud, MOPT; INCOPESCA y otras).
  • *(5) Escasa participación de la sociedad civil y carencia de un programa sistemático y agresivo de capacitación de educadores y divulgación de la información. Se espera que esto cambie positivamente a medida que las estructuras participativas de reciente creación, se consoliden y permitan una participación más protagónica y menos pasiva de la población.
  • *(6) Insuficiente investigación sobre los recursos de las áreas protegidas, su valor y utilidad para la población.

Las causas de algunos de los problemas anteriores pueden sintetizarse en severas limitaciones presupuestarias, que restringen el ámbito de acción (temática y geográfica) del MINAE y de otras instituciones competentes.

  • Existen ecosistemas que no están siendo debidamente protegidos.
  • Planes de manejo insuficientes.
  • Financiamiento a largo plazo es insuficiente.
  • Reglamentos y manuales de procedimientos son infucientes.
  • La reglamentación para el control de especies exóticas no se aplica por falta de capacidad para realizar un control efectivo. Se da el control solo cuando alguna persona es conciente y se dirige al MINAE por su propia iniciativa. Ejemplos: una especie de gecko introducida en Limón, presumiblemente por mar, que ha desplazado al gecko nativo; tilapia (dos especies) en la laguna de Gandoca; mangosta (sin confirmación científica) en Limón; cucarachas y otros insectos introducidos con los embarques de vehículos. Lo mismo aplica a las especies traídas de otras áreas del país.
  • No existen planes integrales de ordenamiento territorial, solo algunos para casos muy puntuales, y de estos solo uno está concluído y se conoce (Plan de Manejo para el Refugio Gandoca Manzanillo), el cual es cuando menos, funcional.
  • El manejo de especies (manatí, tortugas marinas, lapas roja y verde, delfines, águila harpía, felinos, tepezcuintle, iguana, entre otros) y ecosistemas (arrecifes coralinos y praderas de fanerógamas marinas, humedales costeros, cuencas altas de algunos ríos, degradadas por la acción antrópica y/o fenómenos naturales (fuentes importantes de agua) de interés particular es insuficiente, existe capacidad para algunos casos, sin embargo los fondos no son suficientes (iguanas: R.I. Kekoldi e INA; tepezcuintles: INA; tortugas marinas: ANAI; delfines: Promar y Fundación Delfines de Talamanca; lapas: PRMVS-UNA; manatí: PRMVS-UNA; humedales: UICN; arrecifes: CIMAR; manejo sostenible del bosque: ASACODE).
  • El marco legal existente nacional e internacional no se implementa efectivamente, no es adecuado especificamente para la conservación de las tortugas marinas (en la Ley de Pesca y Caza Marítima y la de Conservación de Vida Silvestre), las cuales son consideradas en esta ley, como un simple recurso pesquero, no como parte de la vida silvestre.
  • No existe capacidad en el Área para regular o controlar el impacto generado por la liberación de organismos vivos modificados (OVM).
  • No existen mecanismos, con excepción de la Ley de Biodiversidad y su futuro reglamento, para garantizar el respeto, la preservación y mantenimiento de los conocimientos, innovaciones y prácticas de comunidades indígenas y locales tradicionales, acordes con un uso sostenble. El Convenio 169 de la OIT no es específico al respecto.
  • Existen en el Área pocas experiencias prácticas (CATIE, algunas universidades y la Fundación Iriria Tsöchök) que demuestren cómo promover la aplicación más amplia del conocimiento tradicional, con la aprobación de sus poseedores y distribución equitativa de beneficios.
  • Insuficiente severidad en la aplicación de la ley, tanto en la fase administrativa como judicial, se buscan modificaciones técnicas más que la aplicación de sanciones.
  • Ausencia de trabajo interdisciplinario para dar permisos de aprovechamiento.
  • Ausencia de control previo y monitoreo del aprovechamiento. A pesar de la fé pública del regente, se requiere control previo y monitoreo.
  • Aplicación insuficiente de cuarentena por parte del MAG, Sanidad Animal y Vegetal, en los puertos.
     CONSERVACION EX SITU:
  • *Instalaciones existentes son insuficientes, tanto en número (dos centros de rescate, algunos zoocriaderos de tepezcuintle e iguana, uno pocos mariposarios, no hay zoológicos ni jardines botánicos, hay algunas fincas con material genético nativo y exótico de importancia agrícola y forestal, viveros y bancos de semillas) como en su capacidad instalada, la cual es bastante limitada para satisfacer las necesidades de conservación ex-situ de toda el Área. Cuando no se pueden mantener los animales por mucho tiempo en estos lugares, deben ser liberados (reintroducidos) o devueltos en custodia administrativa a quienes los tenían en cautiverio, sin tener certeza de su estado ni capacidad para darles seguimiento después de la liberación. En solo dos casos (Aviarios del Caribe e INA) hay cierta capacidad para la recuperación y rehabilitación de especies amenazadas y su reintroducción.
  • *Insuficiente personal capacitado en el manejo de vida silvestre, tanto dentro del MINAE, como en otras organizaciones de la región que desarrollan algún trabajo sobre el tema.
  • Investigación insuficiente.
  • Ausencia de protocolos que establezcan medidas mínimas para el manejo de especies en cautiverio (dieta, espacio físico mínimo, etc).
  • Ausencia de marco de trabajo general para los centros de rescate. Algunos centros son solo espacios para exhibición.
  • *Dificultad de accesar a cierta información técnica y científica, necesaria en los esfuerzos de conservación ex situ. Esta se halla dispersa y es fragmentaria.
  • *Dificultad al tratar de accesar al crédito bancario para financiar ciertas actividades de conservación ex situ. No se identifican como actividades productivas rentables, seguras o importantes para la economía y el desarrollo regional y nacional. Siguen siendo vistas como actividades marginales, extravagantes o exclusivas de las universidades.
  • Aunque la normativa existente (Ley de Vida Silvestre y su reglamento y la Ley de Biodiversidad (aún sin reglamento), está relativamente clara, los criterios científico-técnicos para realizar este tipo de acciones de manejo, no están igualmente esclarecidos. Se requiere del respaldo de las universidades y otros centros de investigación para generar la información que sustente dichas medidas.
  • *Descoordinación entre las distintas instancias regionales y locales que realizan esfuerzos de conservación ex situ. Esto diluye el impacto total de las iniciativas individuales. La coordinación, entre las instituciones de conservación ex situ y la administración del Área es insuficiente (no hay mecanismos formales claros establecidos para la elaboración y supervición de planes de trabajo conjunto).
  • *Carencia de planificación intersectorial, con una visión a largo y mediano plazo, para orientar los esfuerzos de conservación fuera de las áreas silvestres protegidas.
  • Ausencia de identificación de áreas para recuperación de especies.

Las causas de estos problemas son múltiples, pero al igual que en la conservación in situ, guardan estrecha relación con las limitaciones presupuestarias institucionales. De nuevo, es por medio de alianzas estratégicas que puede optimizarse el uso de los recursos humanos, financieros, técnicos y materiales disponibles, en aras de maximizar la cobertura temática y geográfica.

Los problemas más urgentes serían: Cómo aumentar el número y capacidad física (instalaciones) y técnica (recurso humano capacitado y equipado) de los centros de conservación ex situ en el Area y cómo hacer disponible la información y el financiamiento necesarios para promover nuevos esfuerzos individuales de conservación ex situ, y al mismo tiempo garantizar que estos rindan los frutos esperados.

     UTILIZACION SOSTENIBLE:
  • *(1) No existen planes de ordenamiento territorial.
  • *(2) No aplicación de mecanismos de control de actividades que degradan el ambiente (agropecuarias, industriales, urbanas, turísticas, forestales).
  • *(3) Mínimas medidas para la recuperación de ecosistemas en zonas de amortiguamiento.
  • Ausencia de planificación estratégica para el Área.
  • Falta de vínculos de comunicación entre el sector gobierno y empresa privada.
  • No existen programas que faciliten alternativas económicas sostenibles de los recursos naturales (crédito insuficiente para actividades no tradicionales por ejemplo).
  • Contradicción entre políticas del Estado y sostenibilidad.
  • Desconocimiento del mercado local e internacional para buscar otras alternativas de uso sostenible.
     INCENTIVOS:
  • *Las políticas de incentivos existentes no están consolidadas.
  • *Las políticas nacionales de cada institución o sector, no se integran adecuadamente a nivel regional.
  • *El concepto de uso sostenible de biodiversidad es incipiente en la región (actualmente nos encontramos en una etapa de acercamiento intersectorial e intergubernamental).
  • El criterio para otorgar pago por servicios ambientales está basado por el momento, unicamente en el recurso forestal, el cual representa un sector pequeño de la economía nacional, se deja por fuera el agua, vida silvestre, belleza escénica, conservación ex situ e in situ, biodiversidad en general y prácticas económicas sostenibles (agricultura orgánica, por ejemplo).
  • No existen manuales.
  • No se garantiza la incorporación de pequeños agricultores.
  • Organización de base para captar incentivos es insuficiente.
  • Los montos otorgados por pago de servicios ambientales son muy bajos y es pequeño el número de hectáreas asignadas por año.
  • Para actividades como desarrollo urbano, turístico y agropecuario, no se tiene conocimiento de programas o políticas existentes dirigidos a desestimular el uso no sostenible de la biodiversidad.
  • Coordinación intersectorial deficiente.
     INVESTIGACION Y CAPACITACION:

  • *No existen programas específicos de investigación y capacitación en la región.
  • *No existe suficiente coordinación entre el Estado (ACLAC-MINAE) y los centros de investigación que desarrollan proyectos en la región (universidades, ong,etc).
  • El papel que debe jugar el MINAE en el campo de la investigación no está definido claramente.
  • No existe un diagnóstico de ecosistemas representativos de la biodiversidad del Area, por lo tanto se desconoce el estado de poblaciones y su estructura.
  • La participación de la sociedad civil en investigaciones es escasa.
  • El uso de especies nativas forestales en el Area es insuficiente, así como su difusión a los pequeños productores.
     EDUCACION Y CONCIENCIA PUBLICA:
  • *No existe suficiente educación, conciencia y sensibilización en todos los sectores (públicos y privados) sobre la importancia de un ambiente sano (hay problemas de contaminación del medio por agroquímicos, excesiva extracción de materiales de río, deficiente manejo de desechos sólidos y aguas servidas, mal uso del bosque y del agua (calidad y cantidad)). La educación ambiental no está incorporada a todos los programas educativos formales e informales.
  • La información científica y tecnológica no está en lenguaje accesible para su adecuada difusión a los diferentes usuarios.
  • No hay ligamen entre las necesidades de la sociedad civil y los que producen la información técnica-tecnológica.
  • Coordinación entre iniciativas en el tema es insuficiente.

Los temas que requieren atención prioritaria de educación y concientización en el Área son: calidad y cantidad de agua potable para consumo humano en los centros de población, propietarios de bosque y sector forestal, actividades agrícolas (contaminación por agroquímicos), manejo de desechos sólidos y aguas servidas, educación biológica como parte de la educación ambiental, dirigiendo esfuerzos al sector educativo, propietarios de bosque y al sector forestal.

     EVALUACION Y REDUCCION DEL IMPACTO ADVERSO:
  • *El Área de Conservación no participa en la definición de prioridades de desarrollo y evaluación de impactos. No hay competencias asignadas para esto.
  • *Integración deficiente entre actividades de desarrollo y planes de desarrollo, esto por mala coordinación interinstitucional (Consejos Regionales de Desarrollo, ACLAC-MINAE, proyectos Japdeva, ICT, ICE, MAG, Salud; Plan estratégico de Desarrollo Sostenible de Limón-MIVAH-Mideplan; Plan de Desarrollo Regional (ej. transporte Caldera-Limón, MOPT, Japdeva).
  • *Insuficiente cooperación y desarrollo fronterizo, por poco interés en agendas nacionales.
  • *Capacidad limitada de respuesta de SETENA (por centralización, poco personal, recursos, falta de planificación y burocracia excesiva).
  • Las municipalidades no se involucran.
  • Regentes con poco control y Áreas no cumplen correctamente con su función.
  • Insuficiente control en trasiego de especies silvestres a nivel nacional e internacional
  • Insuficiente coordinación entre personal de aduanas y el Área.
  • Existen proyectos en Panamá que se espera causen efectos negativos sobre la biodiversidad de Costa Rica: desarrollos bananeros, que tienen operaciones en Sixaola; conservación de tortugas en Costa Rica no tiene contraparte equitativa en Panamá; cuadrantes de exploración de petróleo/hidrocarburos; el Proyecto Internacional la Amistad (PILA) no tiene una contraparte eficiente binacional.
     INTERCAMBIO DE INFORMACION:
  • *La información no fluye adecuadamente entre sectores y usuarios, porque el terreno para el flujo no está demarcado (falta de políticas al respecto).
  • *El formato actual de información producida no está orientado a atender necesidades de usuarios, ya que la producción de información atiende intereses de un solo sector.
  • *La colaboración de las diferentes instituciones y organizaciones es limitada, las bases de datos están aisladas, se realizan estudios puntuales.
  • *No existe la capacidad institucional regional para una adecuada gestión y uso efectivo de la información sobre biodiversidad.
  • Los usuarios y sectores no tienen idea clara de usos y valor de información sobre biodiversidad, porque la información no llega a todos los sectores.
  • Hay duplicidad y negligencias.
     COOPERACION CIENTIFICA Y TECNICA
  • Escasos recursos para la transferencia de tecnología.
  • *Insuficiente personal capacitado.
  • Insuficiente coordinación (para desarrollo, ejecución y seguimiento) entre los proyectos existentes y el ACLAC-MINAE. Se desperdician recursos por falta de esta coordinación.
  • Insuficientes programas de cooperación científica y técnica en biodiversidad.
  • Desconocimiento de fuentes de cooperación.

Entre las necesidades de cooperación científica y técnica para los diferentes sectores relacionados con la conservación y uso sostenible de la biodiversidad, están la transferencia de tecnología y la capacitación para el personal técnico y comunidades.

     BIOTECNOLOGIA
  • *(1) La planificación en el tema es sectorial y no integrado a nivel regional.
  • *(2) Insuficiente disponibilidad y acceso al conocimiento.
  • *(3) CONAGEBIO se concibe muy centralizada, por lo tanto no se favorece la planificación regional.
  • *(4) Hay limitaciones técnicas y económicas.
  • *(5) Infraestructura no es adecuada.
  •  

1Basada en problemas identificados para el cumplimiento del Convenio sobre la Diversidad Biológica.
*= Problemas considerados prioritarios.
*(#)= Problemas prioritarios en orden de importancia.

2Ver Anexo con detalle de áreas protegidas que se sugiere crear y fortalecer.