Estrategia de Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad del ACLAC     

ANEXO
Fortalecimiento de áreas protegidas
  Se requieren nuevas áreas protegidas en la región, las más viables son las siguientes:

I. Area Marina de Uso Múltiple (AMUN): Comprendiendo desde la desembocadura del Río Estrella hasta Cahuita, desde la desembocadura del Río Carbón hasta Puerto Viejo y desde Puerto Viejo hasta la desembocadura del Río Cocles. Se excluyen poblados de Cahuita y Puerto Viejo, agregando al Parque Nacional Cahuita y el RNVS Gandoca Manzanillo para formar un solo bloque. Comprendería los 200 m de la zona marítimo terrestre, las áreas de humedales costeros y un área marina que se extendería hasta 6 km mar adentro (la mitad de mar patrimonial)

II. Humedales costeros comprendidos entre Westfalia y Penshurt: Comprenden desde la desembocadura del Río Banano a la desembocadura del Río Estrella. Se propone la categoría de humedales nacionales

III. Humedal Nacional Cariari (Moín-Parismina): Se propone ampliar el ancho del "corredor", ya que actualmente se limita el cuerpo de agua principal. También hay que aclarar las competencias

IV. Cuenca alta del Río Bananito: Ampliación de la Zona Protectora Río Banano. Ya está en proceso

V. RNVS Gandoca Manzanillo: Ampliación del sector marino y el sector de las lomas de San Miguel y Paraíso.

    Otras áreas:

Otras tres áreas importantes para la conservación in situ, pero mucho más difíciles de consolidar, son las siguientes:

1. Ampliación de la RB. Hitoy Cerere: Para interconectarla directamente con el Parque Internacional La Amistad. Supone la negociación de territorios indígenas en las Reservas Tayní y Telire. Recomendación de GRUAS, que por el momento no parece ser tan urgente

2. Creación de una reserva forestal en Alto Chirripó: Cerca de los límites de la Reserva Indígena Chirripó, cantón de Matina. Según los últimos mapas de cobertura forestal, hay un significativo avance de la frontera agrícola en ambos extremos de esta importante masa boscosa (privada), que amenaza con dividirla en dos por la mitad

3. Negociación con los indígenas de la Reserva Indígena de Talamanca, para un manejo especial de las áreas boscosas de los cerros Watsi y Mirador, incluyendo la Fila Tsipúbeta. Según la evaluación ecológica rápida realizada para el Corredor Biológico Talamanca Caribe, esta zona es un foco de endemismo y alta biodiversidad alfa