Estrategia de Conservación y Uso Sostenible de la Biodiversidad del ACOPAC     

Problemática del ACOPAC1 relacionada a la conservación y uso sostenible de la biodiversidad.
   
     INVESTIGACION  Y PROTECCION
  • No hay adecuada recopilación de información de investigadores, especialmente de los extranjeros.
  • Inadecuada coordinación para llevar a cabo los proyectos.
  • Propuestas concretas insuficientes.
  • Escaso financiamiento.
  • Inadecuadas facilidades a investigadores.
  • Necesidades de cooperación científica y técnica: investigación de ecosistemas, taxonomía, contaminación del agua, estudios ambientales de cuencas y esteros, inventarios de biodiversidad (ampliarlos), determinación de capacidades de carga de áreas silvestres con actividad turística.
  • Categorías de manejo existentes no consolidadas.
  • Existen ecosistemas y especies de interés particular aún no protegidos.
  • Deficiencia en estudios marinos.
  • Participación de comunidades en conservación es escasa (reservas comunales por ejemplo).
  • Inventarios ecológicos con el fin de crear nuevas áreas protegidas o corredores biológicos, son insuficientes.
  • Inadecuado manejo de especies como lapa roja, tortuga lora, cocodrilos, mono tití.
  • Hay vacíos de información en invertebrados (insectos y moluscos) y hongos.
  • No existe un plan de ordenamiento territorial para el Área.
  • Las instalaciones para conservación ex-situ existentes son insuficientes.
     INCENTIVOS:
  • Insuficiente aporte por pago de servicios ambientales.
  • Asignación de fondos es insuficiente.
  • Se crean falsas expectativas.
  • Pocos beneficiados por el pago por servicios ambientales.
  • Criterios para otorgar incentivos inadecuados.
  • Hay ambigüedad en la ley forestal y los criterios técnicos son incongruentes, especificamente en bosque.
  • Insuficiente planificación interinstitucional para otorgar incentivos.
  • Inadecuada asignación de recursos económicos a las Áreas (no es oportuna).
    Formación de recurso humano:
  • Capacitación insuficiente (por ejemplo a Covirenas, sociedad civil en general, personal administrativo del Área).
  • Insuficiente capacitación a personal del Área y sociedad civil en manejo de vida silvestre.
  • Débil capacidad de Sector judicial para aplicar justicia en los delitos contra el ambiente,
  • Hay pocas oportunidades de capacitación para el manejo sostenible de la biodiversidad en el Área.
  • Personal del MINAE no tiene suficiente capacitación en materia de biodiversidad (taxonomía, conservación y manejo de ecosistemas, ecosistema acuáticos, ecoturismo, edafología, entre otros) y en formulación y seguimiento de proyectos, así como en asuntos de biotecnología y acceso a recursos genéticos.
    Educación, conciencia pública y extensión:
  • Escasa conciencia ambiental a todo nivel.
  • Intereses económicos se anteponen a interés ambiental.
  • Los niveles con poder de decisión no están concientes de la importancia de la conservación y uso sostenible de la biodiversidad .
  • La educación ambiental no está integrada a la educación formal.
  • Esfuerzos que realizan los programas de educación ambiental del MINAE y ONG son aislados y cuentan con poco financiamiento.
  • Financiamiento deficiente para campañas de educación y concientización.
  • Esfuerzos aislados y en temas específicos (viveros forestales, arborización, campañas de recolección de basura, intentos de enlace con educación formal, extensión).
  • Existe una percepción equivocada sobre el rumbo del movimiento conservacionista en el país.

Temas y/o sectores que requieren atención prioritaria: uso sostenible, relación hombre y naturaleza, manejo integral de recursos naturales, recursos marinos y costeros, recursos energéticos, manejo de desechos sólidos. Sectores: industrial, estudiantes de educación general básica, turismo, municipalidades, amas de casa, grupos ambientalistas.

   INFORMACION Y COORDINACION INTERSECTORIAL:
  • Insuficientes mecanismos de planificación conjunta entre los diversos actores en identificación y seguimiento (monitoreo) de la biodiversidad: sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, universidades, MINAE, SETENA, comité regional ambiental, comité local ambiental, municipalidades, cámaras de turismo.
  • Apoyo insuficiente a grupos comunales organizados como Covirenas, consejos regionales y locales ambientales, los programas de acueductos para la conservación y los refugios mixtos que ya existen.
  • Existe un vacío de información hacia las comunidades sobre el abanico de posibilidades de participación en la toma de decisiones y el reparto de los beneficios sobre el uso y conservación de la biodiversidad.
  • No existen mecanismos para preservar, respetar y mantener los conocimientos, innovaciones y prácticas sobre biodiversidad de las comunidades indígenas y locales.
  • Insuficiente coordinación del ACOPAC-SINAC con instituciones adecuadas para llevar a cabo investigación y capacitación. Esta coordinación debe responder a necesidades del Área y evitar en la medida de lo posible, la injerencia política
  • Divulgación inadecuada sobre los proyectos que se están haciendo en el Área.
  • No hay adecuado manejo de la información sobre conservación ex-situ existente en el Área.
  • La información de investigaciones no queda siempre en el Área.
  • Difusión de resultados de investigaciones es ineficiente, y cuando estos resultados se tienen, no siempre se implementan.
  • La información es escasa y los canales de comunicación no son los adecuados.
  • Existen celos profesionales entre instituciones.
  • No existen mecanismos de cooperación establecidos, tanto con proyectos de cooperación internacional como nacional.
  • No existe sistema de manejo de información sobre biodiversidad adecuado (nacional y/o local).
     CONTROL DE ACTIVIDADES Y MONITOREO DEL IMPACTO ADVERSO:

  • Cambios en uso del suelo sin planificación.
  • Degradación de cuencas.
  • Contaminación de ríos y suelo.
  • Desarrollo no planificado de actividad turística, urbanística y agrícola.
  • Continua la expansión de cultivos no amigables con el ambiente.
  • Existe legislación que permite agresión a las áreas silvestres protegidas.
  • No se tiene control sobre introducción de especies exóticas.
  • Existen mecanismos para regular el impacto de la liberación de organismos vivos modificados a nivel nacional, pero no hay capacidad para efectuar el control localmente.
  • Existen prácticas agropecuarias no amigables con el ambiente en las áreas de amortiguamiento de las áreas silvestres protegidas.
  • Ley de biodiversidad no tiene áun reglamento.
  • Inadecuada aplicación de los planes reguladores o legislación conexa tendiente a proteger la biodiversidad. Los planes existentes no son suficientes.
  • Centralización en SETENA, la cual no cuenta con personal suficiente para hacer cumplir los objetivos para los que fue creada.
  • Seguimiento inadecuado de proyectos.
  • No se informa a las oficinas subregionales del Área sobre alcance de los proyectos y sus regulaciones, ni se solicita asistencia técnica al personal del Área.
  • Es necesario hacer cumplir lo que establece la Ley de Biodiversidad sobre acceso a recursos genéticos, en nivel local y nacional.
  • Los estudios de impacto ambiental son considerados como simples requisitos, por tanto en la mayoría de los casos se irrespetan los lineamientos técnicos externados en este tipo de estudios. Aparte de esto, el seguimiento a estos estudios para corroborar su cumplimiento, no se da o cuando mucho, el seguimiento es apenas parcial.

Actividades que están causando efectos adversos en la biodiversidad y no están siendo debidamente controlados: agricultura, desarrollo hotelero, expansión urbana, ampliación de monocultivos (palma africana), minas, tajos y extracciones de material de ríos para diversos usos.

1Basada en problemas identificados para el cumplimiento del Convenio sobre la Diversidad Biológica.