Costa Rica: Tercer Informe de PaĆ­s

 

 indice     Estudio Nacional de Biodiversidad

2.4

Diversidad en Ecosistemas Marinos

  

2.4.1  Estado actual y características

        El país cuenta con 589.000 Ha de mar territorial y una longitud de costa de 210 km en el Caribe y 1.106 en el Pacífico. La amplia plataforma continental de la costa del Pacífico es uno de los factores determinantes de su riqueza pesquera.

        El golfo de Nicoya corresponde al área marina más degradada, tanto por sobreexplotación como por contaminación, particularmente por desechos acarreados por el río Grande de Tárcoles.

       El país ha realizado un importante esfuerzo para proteger la biodiversidad marina mediante el establecimiento de áreas silvestres marinas, tal como se indica en el cuadro adjunto. Sin embargo, los recursos con que se cuenta para velar por la conservación de estos recursos son muy reducidos.

 

Areas silvestres protegidas marinas de Costa Rica, 1997

 

Categoría de manejo

 

Extensión (ha)

Parque Nacional

368,120

Reserva Biológica

2,700

Refugio Nacional de Vida Silvestre

12,436

TOTAL

383,256

De Fountabert, Vh; Downes, D; Agardy, T. 1996. Biodiversity in the seas. Implementing the Conmention on Biological Diversity in Marine and Coast Habitats. IUCN Envionmental Policy an Law pape.r No 32. CIEL, IUCN, WWF, 83p

       Destacan los ecosistemas marinos de la Isla del Coco por sus arrecifes de coral así como por sus abundantes comunidades de peces de alto endemismo (cerca del 17% de las 300 especies) y su importancia como centro de distribución de muchas especies de la región Indo-Pacífico. (Costa Rica, 1996).

       El arrecife de coral representa el ecosistema marino más sobesaliente del Coco con 32 especies diferentes, algunas propias del Indo-Pacífico, las cuales en el Pacífico Orental se encuentran únicamente en la Isla y sus alrededores. Se trata del primero punto de contacto para individuos de especies marinas que viajan por la corriente ecuatorial desde el Pacífico Este y además, forma parte del área más extensa de aguas profundas en el océano Pacífico (Costa Rica, 1996).

2.4.2

Usos y valoración de los recursos

inicio
Inicio

        Los ecosistemas marinos y la diversidad de especies que lo componen, proveen un amplio rango de importantes recursos y servicios. Alimento que proviene del mar, en particular, peces, crustaceos y moluscos, es una fuente importante para el consumo humano. La pesca marina proporcionó cerca de 80 millones de toneladas de los suplementos y alimentos para el consumo humano en 1993. Esta actividad provee fuentes de empleo, y quizás una de las mayores, para muchos países del mundo que poseen costas. El pescado representa cerca del 16% del consumo promedio individual de proteína animal en el mundo, y la proporción es mas alta en los países desarrollados.

        Los ecosistemas marinos y costeros proveen además servicios importantes para la humanidad. Esto incluye, almacenamiento y reciclaje de nutrientes, regulación del agua, protección contra erosión por acción de tormentas y olas, y filtración de contaminantes. A mayor escala los oceános juegan un papel esencial en los balances hidrológicos y climáticos del planeta. El proceso fotosintético que se lleva a cabo en los oceános producen desde un tercio a la mitad del abastecimiento del oxígeno global. Esto remueve también el dióxido de carbono de la atmósera.

        Ecosistemas costeros como arrecifes, lagunas, estuarios y zonas intermareales, proveen defensa contra impacto de tormentas, filtración de sedimentos, son hábitats de reproducción y lugar de alimentación para numerosas especies costeras y pelágicas de peces, incluyendo muchas de las más importantes para el ser humano. Las especies marinas proporcionan otros productos como ingredientes para alimento, medicinas, cosméticos y químicos industriales.

        Los beneficios de estos ecosistemas no son valorados en toda su extensión, se tiende a medir este valor únicamente por la cosecha de especies para alimentación u otros propósitos. No se asimila la relación de las especies con el ecosistema, lo que se haga en el ecosistema las afectará, y viceversa.

        Los impactos del ser humano en estos valiosos ecosistemas son menos conocidos y divulgados, que aquellos que se dan en la parte terrestre. El mayor daño directo a estos sistemas pueden dividirse en 5 categorías interrelacionadas: contaminación, sobreexplotación, introducción de especies exóticas, maricultura, el desarrollo urbano costero y el cambio climático global.

       La pesca y el turismo de sol, mar y playa repesentan el mayor aporte económico al país proveniente de los ecosistemas marinos y costeros.

       En materia pesquera se requiere una evaluación del potencial de los recursos y una tecnología que permita su mejor aprovechamiento. En el caso de pepinos, erizos, pulpos y calamares entre otros, se carece de estudios que determinen la factibilidad técnica y financiera de su explotación. La fauna asociada al camarón se continúa considerando un desecho a pesar de su potencial industrial.

Captura total de pesca en Costa Rica
(en toneladas métricas y porcentaje)

Litoral y tipo de flota*
1991
1992
1993
1994
1995

TOTAL

14,235

13,810

12,635

13,578

12,021

Atlántico artesanal

433

261

199

268

422

Pacífico artesanal

10,357

9,655

9,660

10,326

8,736

Pacífico industrial

3,445

3,894

2,776

2,984

2,863

TOTAL RELATIVO
100.0
100.0
100.0
100.0
100.0
Atlántico artesanal

3.1

1.8

1,6

2.0

3.5

Pacífico artesanal

72.7

69.9

76.4

76.0

72.7

Pacífico industrial

24.2

28.3

22.0

22.0

23.8

 

* Por pesca artesanal se considera las actividades que se realizan en pequeña escala (con lanchas, botes y pangas) y que generalmente realiza sus labores de captura en la zona costera. Por pesca industrial se considera aquella que se da en mayor escala, dirigida básicamente a la captura de atún y camarón, con una flota moderna (barcos con capacidad de: mes y medio de autonomía en el mar, con mil toneladas de capacidad, redes automatizadas, sistemas de enfriamiento modernos y pesca por radar o satélite)

FUENTE: MIDEPLAN, 1996. Principales indicadores ambientales de Costa Rica.

        Para 1996 se reporta una pesca total de 20,288,891 Kgr. del cual el 35% corresponde a la flota industrial y el 65% restante a la flota artesanal.El 88% de la pesca correspondió a pescado y el resto a otros mariscos. Aunque aún no se cuenta con datos precisos para 1997, se estima que la pesca sufrió ese año una importante disminución debido a reducción de la flota industrial y al fenómeno de El Niño (MIDEPLAN, 1998).

        Daños en el hábitat afectan las poblaciones de peces comerciales en el Golfo de Nicoya, de corales en el Caribe Sur y de langostas y sábalos a lo largo de la costa Caribe.

       La Universidad Nacional y la de Costa Rica van a la vanguardia en esta generación de conocimiento de nuestra riqueza marina. Sin embargo, falta mucho por hacer, como se dijo anteriormente, el énfasis ha sido en el continente. El reto no es solo en investigación, sino en planificación del uso de los recursos, en la elaboración de políticas claras y coordinadas para los sectores que explotan los recursos marinos.

Estudio de País - Costa Rica