Costa Rica: Primer Informe de PaĆ­s

La labor de Costa Rica con respecto al Artículo 6 de la Convención sobre la Diversidad Biológica

 C. Marco legal sobre biodiversidad 

En el Cuadro 4 se muestra el número de leyes, decretos, proyectos y otro tipo de normativa en biodiversidad, específica o que tiene alguna relación con el tema, producida en Costa Rica desde 1993 hasta el mes de marzo de 1997. Como se puede observar, se dió un aumento significativo en el año 1994, como producto de la política nacional en desarrollo sostenible y la ratificación de convenios internacionales como el de Diversidad Biológica y Cambio Climático. 

Cuadro 4
Normativa en Biodiversidad en Costa Rica.
Período 1993 - marzo 1997

 

1993
1994
1995
1996
1997
(marzo)

Leyes

1
4
3
3
1

Decretos

37
105
50
20
21

Proyectos

3
5
4
6
5

Otros

0
2
0
0
0

Total

40
116
57
29
27
Fuente: Centro de Derecho Ambiental y Recursos Naturales, CEDARENA, 1997.

Ya desde antes de la firma de la Convención, Costa Rica contaba con un marco legal general en biodiversidad, que justamente, y a pesar de ser muy heterogéneo y que llenaba necesidades del momento, es el que ha permitido el avance del país en la materia. Se contaba entre otras, con la siguiente normativa:

  • Convención para la Protección de la Flora, de la Fauna y de las Bellezas naturales de los Países de América (Nº3763, octubre de 1966 fue publicada pero se firmó en 1940).
  • Ley Forestal. (Nº 4465, noviembre de 1969).
  • Ley de Parques Nacionales (Nº6084, agosto de 1977).
  • Ley de Sanidad Vegetal (Nº6248, mayo de 1978).
  • Ley de creación de la Oficina Nacional de Semillas (Nº 6289, diciembre de 1978).
  • Creación de la Comisión Nacional de Estudios de Impacto Ambiental (CONEIA), Decreto Nº 15289, enero de 1984).
  • Ley de Propiedad Intelectual (Nº 40, junio de 1896, cuya última reforma se dio en la Ley Nº 6867 del 25 de abril de 1983).
  • Ley de Patentes de Invención, Dibujos y Modelos Industriales y Modelos de Utilidad (Nº6867, del 25 de abril de 1983) .
  • Ley de Creación del Ministerio de Recursos Naturales, Energía y Minas (MIRENEM). Inició funciones en 1986 y se oficializó en 1990 (Nº7152, junio).
  • Ley de Promoción de Desarrollo Científico y Tecnológico (Nº7169, junio de 1990).

Inicio

Los avances más relevantes en cuanto a nueva legislación o normativa, se concretan en las siguientes normas:

  • Ley de Conservación de Vida Silvestre (No. 7317 de octubre de 1992).
  • Decreto de formación de la Comisión Nacional de Biotecnología (CONABIOTEC), adscrita al Ministerio de Ciencia y Tecnología (Nº21065-MICIT, 15 de febrero de 1992).
  • Ley Orgánica del Ambiente (No. 7554 de setiembre, 1995). Creación de la Secretaría
  • Técnica Ambiental (SETENA), Contraloría Ambiental y Tribunal Ambiental, y cambio del nombre de Ministerio de Recursos Naturales a Ministerio del Ambiente y Energía (MINAE).
  • Reformas a los Artículos 18 y 50 de la Constitución de la República: Derecho a un ambiente sano.
  • Nueva Ley Forestal (No. 7575 de abril de 1996) y su reglamento.
  • Ley de Aprobación de los Estatutos y el Protocolo del Centro Internacional de Ingeniería
  • Genética y Biotecnología (Nº7613, julio de 1996).
  • Ley de Protección Fitosanitaria (Nº 7664, abril 1997) , donde se fortalece la Comisión Nacional de Bioseguridad.
    Ley de Biodiversidad (No. 7788, abril 1998)
  • A nivel regional: El convenio regional para el manejo y conservación de ecosistemas naturales forestales y el desarrollo de plantaciones forestales, conocido como el Convenio Centroamericano de Bosques (1994). Convenio para la protección de la biodiversidad y protección de las áreas silvestres prioritarias en América Central (Nº 7433, setiembre 1994). Alianza para el Desarrollo Sostenible en Centroamérica, ALIDES (1994), Convenio Constitutivo de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) (1991). Convenciones: Cambio Climático y la de Diversidad Biológica (1994) y el Convenio Internacional sobre responsabilidad civil nacida de daños debidos a contaminación por hidrocarburos y sus protocolos (1996), Protección del Patrimonio Cultural y Natural (1972), CITES (especies amenazadas de flora y fauna, 1975), RAMSAR (Humedales, 1971), Convención Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI, 1980), y la de Desertificación, protección y desarrollo del Medio Marino (1991).

La firma y ratificación del Convenio sobre la Diversidad Biológica, generó nuevas interrogantes sobre la utilización de los recursos naturales, que la legislación nacional no está en capacidad de afrontar en su totalidad. Ejemplo de esto es el acceso a recursos genéticos, los derechos de la propiedad intelectual, la biotecnología, bioseguridad y acceso y transferencia de tecnología. Todos son temas de profundo análisis, el cual debe de estar basado principalmente en las necesidades nacionales.

Es por esto que uno de los principales logros de este año 1997, es la elaboración de un proyecto marco de ley de biodiversidad, que tiene como objetivo fundamental, adecuar el Convenio sobre la Diversidad Biológica a la realidad nacional. Llena muchos de los vacíos existentes en el marco legal, en una forma integral y con la visión de los objetivos de la Convención. Se contempla en este proyecto, la creación de una Comisión Nacional de Gestión de la Biodiversidad (CONAGEBIO) que sería el ente multidisciplinario con representantes idóneos de instituciones privadas y estatales, así como de organizaciones civiles como la Mesa Campesina e Indígena, encargado de velar por todo lo relacionado a la conservación y uso sostenible de la biodiversidad en el país. Tendría una Secretaría Ejecutiva que estaría en el MINAE.

Fue fundamental la participación en la elaboración de este proyecto de diversos sectores involucrados en la conservación y uso sostenible de la biodiversidad: Mesa Campesina, Mesa Indígena, sector académico representado por la Universidad Nacional y la Universidad de Costa Rica, la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (FECON), la UCCAEP, la Oficina Nacional de Semillas del Ministerio de Agricultura y Ganadería, el SINAC, representantes de los dos partidos políticos mayoritarios, INBio y COABIO.

Inicio


1. Legislación referente a especies amenazadas o en peligro

Debido a la importancia de la pérdida de biodiversidad en el mundo, se presenta a continuación específicamente la legislación costarricense referente a especies amenazadas o en peligro:

La Ley de Conservación de Vida Silvestre No. 7317 de diciembre de 1992, señala en su artículo 14 que "queda prohibida la caza, la pesca y la extracción de fauna y flora continentales o insulares de especies en vías de extinción, con excepción de la reproducción efectuada "sosteniblemente", en criaderos o viveros que estén registrados en la Dirección General de Vida Silvestre (actual SINAC)... previo estudio científico correspondiente".

El reglamento a dicha Ley (Decreto Ejecutivo No. 22545-MIRENEM de octubre de 1993), según las estipulaciones de CITES, en su artículo 63 establece la lista de 211 especies de fauna con poblaciones reducidas o amenazadas. Se refiere a 2 corales, 72 aves, 18 mamíferos, 1 pez, 83 anfibios y 35 reptiles. Además incluye bajo esta categoría a todas las especies de plantas de los taxones Tillandia, Cactaceae, Cyatheaceae, Zamiaceae y Orchidaceae excepto Cattleya dowiana, Oncidium kramerianum, Tricopilia suavis, las cuales se declaran en peligro de extinción.

El mismo decreto, el artículo 65 se refiere a 25 especies de fauna en peligro de extinción, se trata de 15 aves, 9 mamíferos y un anfibio.

Tal como se ha acostumbrado en el país, el decreto No.25729-MINAE de diciembre de 1996, establece los cuadros de veda y las zonas de caza y pesca para especies de interés particular, hasta enero de 1998.

Mediante decreto ejecutivo No. 25167-MINAE de junio de 1996 se establece la veda total al árbol conocido como almendro (Dipteryx panamensis), ya que se trata de la especie preferida por lapa verde (Ara ambigua), una de las especies de ave más amenazadas de extinción. La lapa utiliza el almendro para anidación y alimentación.

En enero de 1997 se publicó el decreto No. 25700-MINAE, en el que se establece la veda total para 18 especies forestales maderables, que según estudios técnicos, se ha determinado que se encuentran en peligro de extinción.

También vía decreto, por un periodo de 90 días a partir del 18 de agosto de 1997, se declaró veda total de todas las especies forestales en los cantones de Golfito, Corredores y Osa. Se trata de la región de la península de Osa, en la zona sur del país, la cual contiene la más importante muestra de bosque húmedo tropical del Pacífico mesoamericano y la medida se dió como respuesta a denuncias planteadas por la sociedad civil, referentes al abuso en la explotación de especies maderables en peligro de extinción, particularmente dentro de la Reserva Forestal Golfo Dulce. Durante el período de veda, una comisión técnica externa a Osa, analizó los permisos otorgados versus la situación real en el campo, haciendo las recomendaciones respectivas para hacer más efectivas las acciones de control forestal.

Inicio

 

Estrategia Nacional de País - Costa Rica