Alimentación
Los opistobranquios se alimentan de una gran variedad de organismos sésiles incluyendo algas y animales como esponjas, briozoos, hidroideos, corales blandos, gorgonias, tunicados, anémonas, crustáceos, microorganismos e incluso otros opistobranquios. Hay algunas especies omnívoras pero la mayoría tienen dietas especializadas y la fuente de comida también constituye su hogar y el lugar donde depositan sus huevos.

Los sacoglosos son especialistas en succionar los contenidos celulares de las algas (de las cuales se alimentan) incluyendo los cloroplastos vivos. Este grupo es capaz de mantener los cloroplastos vivos por un período de tiempo en conductos especializados del sistema digestivo . Durante este tiempo los cloroplastos permanecen activos produciendo productos mediante la fotosíntesis los cuales constituyen un alimento complementario en su dieta. De forma similar, algunos nudibranquios son capaces de retener zooxantelas vivas que obtienen de la depredación de corales blandos. En este caso, el animal también se beneficia de los productos fotosintéticos de microalgas.

 

Página principal