Anatomía

La organización anatómica particular de los moluscos opistobranquios ha sido causa del proceso de torsión. Este proceso consiste en un cambio radical en la organización del cuerpo durante el proceso de desarrollo.

El sistema digestivo de los opistobranquios se caracteriza por la presencia de una masa bucal muscular que contiene la rádula y la armadura labial . La rádula es una cinta de dientes quitinosos que es usada para la alimentación en diferentes formas (Figura). La forma de la rádula varía enormemente entre los opistobranquios y es generalmente un buen carácter específico de la especie. La armadura labial (Figura) es una placa quitinosa que algunas veces presenta numerosos uncinos (Figura).

La masa bucal normalmente se conecta a un par de glándulas salivales y a el esófago. El esófago de muchos grupos de opistobranquios tiene un buche con numerosas placas quitinosas. El esófago se conecta al intestino a través del estómago, el cual es una área más o menos dilatada en la cual la glándula digestiva se une. En algunos grupos existe un ciego digestivo que se conecta al esófago y estómago.


Placas quitinosas

El sistema circulatorio de los moluscos opistobranquios es abierto, como en el resto de los moluscos, y la circulación de la sangre es parcialmente producida por un corazón de dos cámaras y el movimiento del cuerpo.

El sistema nervioso de los opistobranquios está compuesto de un anillo de ganglios localizados alrededor de la región anterior del esófago unido por comisuras y tejido conectivo.

 

Página principal