Importancia y usos

En algunas culturas los opistobranquios constituyen parte de la dieta humana pero solamente para consumo local y en pequeñas proporciones. Por ejemplo, habitantes de las Islas Kuril se alimentan de animales crudos o cocinados de Tochuina tetraquetra conocida como "Tochni" (Odhner, 1963).

Indígenas de la parte central de Chile acostumbraban comer especies de Doris amarilla al comienzo del siglo 20; sin embargo esto lo hacían como acto de desesperación entre los integrantes más pobres de las comunidades (Schrödl, 1998).

Este mismo autor reportó que, en el área cerca de Valdivia, Chile se usan dóridos nudibranquios como parte de la mezcla en los platos de mariscos. Esta especie se prepara removiendo la víscera, y el resto del cuerpo es servido crudo con limón y salsa picante o cocinado con otros mariscos y vegetales.

La única pesquería comercial de opistobranquios se encuentra en las regiones costeras de China, donde los cuerpos secos del género Aplysia son empleados como medicina por los médicos. (Thompson, 1976). La utilización de químicos provenientes de los opistobranquios data desde tiempos romanos.

La búsqueda de sustancias químicas de interés farmacológico en opistobranquios puede convertirse en un negocio muy importante para la industria farmacéutica y médica. Muchos de los químicos utilizados por opistobranquios para su propia defensa han sido investigados por el Instituto Nacional del Cáncer en los Estados Unidos para usos farmacéuticos potenciales. (Flam, 1994). Dolabella auricularia, es un ejemplo, del cual se ha extraído Dolastatin 10 un agente que parece prometedor en la cura contra el cáncer.

Los moluscos opistobranquios son también utilizados como modelos en estudios neurológicos debido al gran tamaño individual de las células nerviosas. El uso potencial de los metabolitos secundarios de la mayoría de las especies de opistobranquios no han sido todavía estudiados.

 

Página principal