Morfología Externa

El color es una de las características más notables en la morfología que presentan los opistobranquios y juega un importante papel defensivo en muchas especies. Muchos opistobranquios, especialmente los más evolucionados presentan colores brillantes que normalmente son específicos de cada especie.

La coloración puede variar drásticamente entre especies íntimamente relacionadas. El patrón de color también cambia durante el desarrollo de algunas especies. Otras especies tienen coloraciones crípticas. En la mayoría de los casos los pigmentos carotenoides son obtenidos a través de los alimentos y pueden ser modificados químicamente por el animal para alterar la coloración.

Los individuos adultos de opistobranquios presentan una tendencia evolutiva hacia la reducción o pérdida completa de la concha. Las formas más primitivas de opistobranquios tienen conchas grandes y bien calcificadas donde, en algunos casos las partes blandas del animal se contraen completamente dentro de ella de la misma forma que lo hacen muchos caracoles terrestres. Todos los opistobranquios tienen una concha en su estado larval y ésta es generalmente muy pequeña y simple.


Papilas en el dorso en Cyerce orteai

Los grupos con concha interna o sin concha han desarrollado una novedosa estructura dorsal llamada noto el cual proteje los órganos internos. El dorso de muchos opistobranquios también tiene papilas o prolongaciones de muchos tipos y formas. Pueden ser ramificadas o simples, lisas o en forma de dedo, con o sin prolongaciones de la glándula digestiva o no.

Algunos grupos tienen escudos cefálicos adaptados para penetrar en los sustratos blandos. Otros grupos tienen diferentes tipos de tentáculos u otras estructuras sensoriales como cerdas, tentáculos orales, velo, tentáculos cefálicos y rinóforos entre otros que les permiten encontrar sus fuentes de alimentación y a otros miembros de la misma especie. Los rinóforos son un par de tentáculos especializados localizados en la cabeza que adoptan diferentes posiciones y formas de acuerdo al grupo.

La branquia es otra estructura situada en la cavidad del manto o externamente en el lado derecho del cuerpo o posteriormente en el centro del dorso que sirve para el intercambio de gases. En algunos grupos ésta consiste en una sola hoja branquial y en otros está compuesta por un anillo de hojas branquiales. En algunos lineajes, la branquia se ha perdido y el intercambio de gases es producido a través de otras estructuras respiratorias secundarias o la superficie del cuerpo.

 

Página principal