Distribución

Actualmente, las especies de carábidos existen entre 78º 56º de latitud norte y 55º de latitud sur, y se encuentran presentes en cada continente excepto en la Antártida, aunque inicialmente existieron también en esa región. Los carábidos se localizan en una amplia gama de microhábitats que incluyen el subsuelo, las copas de los árboles, playas marinas, grietas en las rocas intermareales, márgenes de glaciares en montañas altas, y cuevas (troglobitas).

Muchos carábidos poseen alas traseras bien desarrolladas que los convierten en excelentes voladores y diseminadores; este factor podría explicar su presencia en islas volcánicas más remotas. Algunas islas han soportado grandes radiaciones de ciertos linajes; por ejemplo, existen 129 especies del genus Blackburnia en Hawaii, y 67 y 120 especies del género Mecyclothorax en Tahití y Hawaii, respectivamente. Por otra parte, muchas especies de carábidos no vuelan del todo, y sus alas se encuentran reducidas en distintos grados. Estas especies también ocurren en islas y en Costa Rica se localizan en las mayores alturas de las montañas. Los carábidos que no vuelan muy raramente se encuentran a bajas alturas, aunque algunos sí lo hacen, tal como el Pelicum Kirby 1817.