Historia

Los carábidos constituyen un antiguo linaje; se piensa que evolucionaron en el Jurásico temprano, hace 200 millones de años. (Ponomarenko 1972). La mayoría de las especies existentes de carábidos pertenecen a la subfamilia Harpalinae, la que posiblemente se haya extendido durante el Cretáceo, hace aproximadamente unos 100 millones de años (Ponomarenko 1972).

Erwin (1981, 1985) propuso la hipótesis de pulso del taxón para explicar los patrones históricos de evolución de linajes en el interior de esta familia. Esta hipótesis predice que los taxones más primitivos de los linajes de carábidos fueron generalistas en las cercanías de los bordes acuáticos de las regiones ecuatoriales. A medida que las especies se dispersaron por distintas altitudes (por ejemplo, a las cúpulas de los bosques o hacia arriba de las laderas de las montañas) y fuera de esta región (hacia el norte y el sur), a lo largo de su tiempo de evolución, estas se especializaron en mayor grado, y seguidamente fueron reemplazadas por grupos nuevos ya evolucionados de las tierras húmedas tropicales.

A pesar de los numerosos esfuerzos realizados para inferir la filogenia de las tribus de carábidos, aún existen muchas relaciones tribales profundas sin resolver (ver Maddison et al. 1999 para un resumen).