Productos

Productos Esperados del Inventario

A continuación se discuten algunos de los posibles productos y servicios que resultarán del Inventario de Hongos.

Proveer respuestas a preguntas científicas:

Los datos del inventario tendrán aplicación directa en un número de preguntas clave que se hace la comunidad científica. Estas incluyen preguntas básicas tales como: Cuántos hongos hay en el mundo? Cómo se distribuyen a través del paisaje y del globo? Qué nos dice esta distribución de hongos acerca de los probables efectos que eventos históricos tales como la glaciación, la formación de montañas, y el movimiento de placas continentales han tenido sobre la distribución de plantas, animales y hongos? Qué niveles de especificidad de huésped, substrato y tipo de bosque exhiben los hongos? Cómo influye esta especificidad el éxito o fracaso de decisiones de manejo del suelo?

Adicionalmente, el inventario proveerá la información de referencia necesaria para esfuerzos futuros dirigidos a monitorear el efecto de cambios ambientales ocasionados por el calentamiento global, la contaminación, la fragmentación de bosques y otras perturbaciones ambientales. El inventario también suministrará información importante para atacar otras preguntas ecológicas y para responder preguntas relativas a la historia de la vida de los hongos.

Por último, el inventario resultará en el cúmulo de especímenes para investigación y cultivos, así como en el descubrimiento de muchas especies nuevas. Este material servirá como fuente para muchos estudios por parte de las comunidades de sistemática, ecología, fisiología, genética y de conservación. Algunos productos directos de estos estudios serán las UBIs, bases de datos, sitios en internet, y monografías de taxones basadas en los taxones y los cultivos.

Proveer oportunidades de educación:

El inventario proveerá oportunidades y recursos de educación para audiencias muy diversas. Los datos que se obtengan sobre ecología, historia natural, mutualismos, etc. pueden incorporarse en el curriculum escolar desde el nivel de primaria hasta el universitario e incluso a nivel de postgrado. Sin embargo, estos datos son valiosos más allá de la enseñanza en el aula tradicional. Oportunidades de aprendizaje de adultos tales como voluntariado, ecoturismo, y otros programas deberán ser enriquecidas con información sobre el papel vital que juegan los hongos en el ambiente. Finalmente, los datos sobre hongos deben llegar a los ciudadanos, planificadores del suelo y políticos para ayudar a informar las decisiones cruciales que ellos toman.

Es importante, por lo tanto, que la información resultante sea presentada no solo en la forma tradicional de libros de texto, sino también en libros de historia natural y guías de campo completamene ilustradas a todo color, discos compactos, sitios de internet, videos, así como otros medios tales como libros para colorear, calendarios, tarjetas postales, afiches, etc. Estas guías de información deben estar disponibles tanto en español como en inglés, y deben estar dirigidas a una gran variedad de niveles de conocimiento. La incorporación de voluntarios dentro de algunos aspectos del inventario y la oferta de cursos cortos de fin de semana para niños, lo mismo que para adultos interesados, serían buenas formas de llegar a más gente.

 

Proveer la materia prima para proyectos con potencial de alto retorno económico.

Selección de productos naturales:

Esto incluye la provisión de hongos para programas de selección de productos naturales que están en la búsqueda de nuevos productos farmacéuticos, de biocontrol, para la agroindustria y la industria. Los microhongos son fuentes muy importantes de compuestos novedosos con cientos de especies patentadas a nivel internacional. Muchas compañías farmacéuticas, agroindustriales, de biotecnología y otras tienen en este momento programas de selección de productos naturales. Los tres grupos de hongos incluidos en el inventario ofrecen un alto potencial para contener compuestos novedosos.

Cultivo y cosecha de setas:

Las setas y otros macrohongos han sido usados como alimento por miles de años alrededor del mundo. Aunque comer hongos silvestres no forma parte importante de la cultura costarricense, muchos hongos comestibles pueden encontrarse en los bosques, y las condiciones ambientales son aceptables para desarrollar la industria del cultivo de hongos. Se estima que el valor de la cosecha de hongos excede el valor de la madera en un periodo normal de rotación (60 años) en los bosques costeros de la Columbia Británica, Canada. Sin embargo, las utilidades reales cambian drásticamente de año a año dependiendo del precio del mercado y la calidad de los hongos escogidos. Un grupo de agricultores de Oxaca, México, está desarrollando un programa para producir y mercadear el micelio de hongos comestibles ya que su precio deberá fluctuar menos que el de los hongos mismos. Los hongos apropiados y sus mercados deberían ser identificados como primeros pasos en la investigación de las posibilidades financieras del desarrollo de una industria de hongos comestibles. Como mínimo, parece probable que pequeñas fincas de hongos y la cosecha limitada de hongos seleccionados puede desarrollarse para la distribución local a restaurantes y el comercio de turistas.

Proveer contenido para otros proyectos:

Un número de otros productos pueden desarrollarse a través del inventario, como libros y servicios tales como cursos cortos y talleres para entrenar guías de historia natural y ecoturistas también. Información para la comunidad médica sobre hongos tóxicos o comestibles puede ser otra serie de productos. Menos obvias son las herramientas y productos que serán desarrolladas como parte del inventario mismo, tales como estructuras de bases de datos, métodos para mantener y organizar colecciones de cultivos y especímenes para historia natural y, más importante aún, los datos y las imágenes contenidas en estas colecciones.