Familia Myrmeleonidae (Hormigas leon)

Brooks, S.J.


Los adultos mirmeleónidos u hormigas-león, son variables en su tamaño, sus alas anteriores van de los 15 a los 65 mm de longitud. Superficialmente se asemejan a los odonatos o libélulas pero pueden ser distinguidos de estos por las antenas largas y capitadas. De los Ascalaphidae pueden ser separados por tener antenas más cortas las cuales son de menos de la mitad de la longitud de las alas anteriores y son sólo ligeramente agrandadas en su extremo. Los ojos son más pequeños y no divididos como en los ascaláfidos. Sus cuerpos son generalmente café oscuros y en algunas especies el tórax es sarroso. Las alas generalmente están marcadas con franjas y manchas negras. Los largos apéndices anales de los machos de algunas especies los hacen fácilmente distinguibles de las hembras. Hay alrededor de 1300 especies en todo el mundo en más de 200 géneros. En Costa Rica han sido reportadas 9 especies en 7 géneros. Vella fallax, una de las especies más grandes de la familia está distribuida desde Brasil hastas México pero la mayoría de las otras especies tienen una distribución más restringida. Los Myrmeleonidae se encuentran en gran diversidad de ambientes pero están especialmente asociados con áreas que poseen suelos polvorientos o arenosos.

La mayoría de las hormigas-león vuelan durante la noche y son atraidos por las luces. Durante el día reposan sobre árboles y arbustos, algunas veces en la punta de una ramita desnuda. Los adultos son depredadores, alimentándose de pequeños insectos voladores, orugas y otras especies de hormigas-león, y pueden alimentarse de polen también. Se comunican por medio de feromonas. Sus huevos los ponen sobre los tallos de zacates, dispersos sobre el suelo o ligeramente enterrados. Las larvas se asemejan a las de los Ascalaphidae pero carecen de tubérculos abdominales. Las larvas de muchas especies cavan fosos cónicos en suelos polvorientos o arenosos donde esperan la caida de hormigas u otros insectos que viven en el suelo. Por medio de sacudidas de la cabeza la larva es capaz de lanzar arena a sus víctimas golpeándolas y haciendolas caer dentro del foso. Una vez capturadas, las presas son arrastradas bajo la superficie donde son chupados internamente. Las larvas de otras especies viven justo debajo de la superficie del suelo o en el mantillo de hojas del piso del bosque donde son depredadores activos, mientras que otras viven sobre la corteza de árboles o entre las hendeduras de piedras. Los capullos de las especies que construyen fosos son tejidos bajo el suelo e incluyen granos de arena. En otras especies los capulloss son construidos en el sitio donde se desarrolla la larva.


Referencia a esta publicación:

Brooks, S.J. 1997. Myrmeleonidae. In: Solís, A. (ed.) Las Familias de insectos de Costa Rica. INBio. http://www.inbio.ac.cr/papers/insectoscr/Texto124.html


A bibliografía recomendada para Myrmeleonidae /A lista de familias / A página principal