Familia Acrididae (Saltamontes, Chapulines)

Rowell, C. H. F.


Los acrídidos son distinguibles de los Pyrgomorphidae por el fastigio (superficie dorsal de la cabeza anterior a los ojos) no dividido (ver figura) y de los Romaleidos por el hecho de tener la última espina externa no móvil (no la espina articulada) localizada a cierta distancia del extremo de la tibia posterior (ver figura). Pueden tener o no aparato estridulatorio. Su coloración puede variar desde llamativa con conbinaciones de verde, azul, rosado y rojo hasta poco llamativa café o negro. En Costa Rica existen 10 subfamilias de Acrididae, 5 que son netamente Neotropicales sin aparato estridulatorio y típicos de bosques y pantanos y 5 que son inmigrantes, 4 de la región Holártica y 1 de los trópicos de Viejo Mundo. La mayoría del grupo holártico poseen un aparato estridulador utilizando los élitros y el fémur posterior. En Costa Rica estos grupos inmigrantes son encontrados en hábitats típicos de sus lugares de origen: savanas y sitios alterados por el hombre. En total hay en Costa Rica aproximádamente 55 géneros con cerca de 110 especies. Existe una gran variedad de preferencias en cuanto a las plantas de que se alimentan, algunas especies son muy específicas pero otras son más generalistas. Especies del género Copiocera se alimentan específicamente de palmas de tamaño medio y grandes en los bosques de las tierras bajas. Algunas especies del género Hylopedetes comen específicamente helechos. Las especies de Stenacris, Stenopola y Guetaresia son comedoras sólo de algunas monocotiledóneas (Poaceae, Araceae). Baeacris talamancensis es una especie endémica encontrada en los páramos la cordillera de Talamanca. Orphulella punctata, un saltamontes verde o café, del césped de los jardines y de las orillas de carretera, es el acrídido más común de las áreas urbanas y agrícolas de Costa Rica. Metaleptea brevicornis al volar producen chasquidos con las alas. El género Schistocerca, inmigrante del Viejo Mundo pero con varias especies en el Nuevo Mundo, es un grupo de dificil taxonomía y sobre el cual se investiga mucho debido a la importancia agrícola de muchas de sus especies. En Costa Rica hay 4 especies, una de ellas, Schistocerca piceifrons (la Langosta Centroamericana) tiene tendencias a la formación de enjambres.


Referencia a esta publicación:

Rowell, C. H. F. 1997. Acrididae. In: Solís, A. (ed.) Las Familias de insectos de Costa Rica. INBio. http://www.inbio.ac.cr/papers/insectoscr/Texto126.html
A bibliografía recomendada para Acrididae /A lista de familias / A página principal