Orden Ephemeroptera

Flowers, R.W. y M.L. Pescador

Los efemerópteros o efímeras son el más antiguo de los ordenes de insectos alados que viven hoy, ya que tienen fósiles procedentes de la época carbonífera. Los adultos son insectos delicados con las alas anteriores más o menos triangulares y las alas posteriores pequeñas o ausentes. Las antenas son muy cortas y semejantes a pelos, y en el abdomen llevan 2 ó 3 filamentos largos (Fig__). Al posarse, las alas son mantenidas verticalmente sobre el cuerpo. A todos los adultos de las efímeras les faltan piezas bucales funcionales. Los machos tienen ojos compuestos que a veces están completamente divididos (Fig__), y patas anteriores muy alargadas. Las hembras tienen ojos más pequeños y las patas anteriores más cortas.

Las ninfas de los efemerópteros viven por lo general en aguas dulces aunque unas pocas especies viven en aguas salobres. Estas tienen de 4 a 7 pares de branquias sobre sus segmentos abdominales. Unas pocas tienen también branquias filamentosas sobre sus coxas o maxilas. Las ninfas tienen piezas bucales masticadoras, dos largos cercos filamentosos y a menudo un filamento central al final del abdomen. Sus tarsos son de un segmento con una sola uña en su extremo. Las ninfas de diferentes géneros han evolucionado diferentes formas especializadas para aprovechar los diferentes habitats acuáticos. Por lo general las ninfas son de tres tipos: nadadoras, reptadoras y excavadoras. Las ninfas nadadoras (Fig__) tienen una forma hidrodinámica con un abdomen aplanado o con una forma de torpedo para impulsarse. Las reptadoras que viven sobre o debajo de las rocas (Fig__), son más o menos aplanadas con patas fuertes. Y las excavadoras (Fig__) son cilíndricas con patas modificadas para excavar.

Los Ephemeroptera son los únicos insectos que tienen dos fases aladas en su ciclo de vida. La primera fase es llamada subimago; la fase alada siguiente es el imago que ha alcanzado la madurez sexual. Los subimagos pueden reconocerse por una cubierta finísima de pelos y por las superficies lechosas y peludas de las alas. Los imagos tienen alas transparentes y sin pelos.

A pesar de que para los antíguos griegos, y para todo el mundo desde entonces, las efímeras fueron el símbolo de la vida breve, la realidad es que para muchas especies la duración de sus ciclos de vida es casi igual a las de otros grupos de insectos. La mayor parte de la vida de un efemeróptero ocurre en el agua como ninfa. El adulto no come y existe sólamente para reproducirse rápidamente. Las ninfas se alimentan de detritus, algas y diatómeas, aunque unas pocas especies son depredadoras. El desarrollo ninfal dura de 2 semanas a un año o más, según sea la especie, y las ninfas mudan muchas veces. La ninfa madura muda a la fase subimago y vuela a una percha cercana. En la salida del agua es ayudada por los pelos finos ya mencionados. Después de unos pocos minutos o hasta un día, según la especie, el subimago muda de nuevo al imago o adulto maduro. Los imagos machos de la mayoría de las especies forman enjambres en vuelo. Al entrar en el enjambre, la hembra es atrapada por un macho y se produce la cópula. Aunque el comportamiento de oviposición cambia según la especie, generalmente las hembras depositan sus huevos al volar encima de la superficie del agua, metiendo el abdomen. Los huevos se esparcen y caen al fondo del lago o río.

Bibliografía recomendada