Familia Carcinophoridae

Briceño, D.

Las especies de este grupo son típicamente oscuras en coloración, sin alas posteriores y de gran tamaño (de 40 a 60 mm) (Figura). Algunas especies muestran una franja amarilla sobre los élitros (alas anteriores que cubren las posteriores). Las alas posteriores sobresalen de los élitros en un número pequeño de especies. Los cercos generalmente son cortos y son más curvados en los machos que en las hembras. En Costa Rica las especies de esta familia suelen ser encontradas en vástagos de plátano caidos en avanzado estado de descomposición y en frutos caidos de cacao. Los carcinofóridos son la segunda familia de tijerillas más numerosa en especies en Costa Rica, con 16 especies reportadas. Las más comunes son Carcinophora americana, Carcinophora robusta y Anisolabis maritima. Aunque un grupo pequeño de especies neotropicales de las subfamilias Parisolabiinae y Brachylabiinae, también se encuentran en el área. Anisolabis maritima es una especie con distribución mundial. Aparentemente la favorecen hábitats litorales no muy lejos del mar. Se les puede encontrar en la playa o en bancos de arena que forman los ríos, bajo materiales de todo tipo. En Cuba se les ha encontrado bajo hojas en manglares y pantanos. Se les ha visto entrar al agua y nadar libremente agarrandose a objetos que flotan. A esta especie se le encuentra también en las montañas y es de hábitos excavadores, mostrando cuidado maternal de los huevos y las ninfas pequeñas. El género Carcinophora está representado en Costa Rica por 3 especies: Carcinophora americana de 22 a 44 mm, Carcinophora robusta de 20 a 45 mm y Carcinophora rosenbergi de 15 a 20 mm de longitud. La primera está ampliamente distribuida en Centroamérica e islas del Caribe y es frecuente en zonas intermedias y bajas tanto en el Atlántico como en el Pacífico en áreas cultivadas de palma africana, banano, caña y cacao. La segunda es frecuente en el Valle Central, bajo troncos en descomposición en áreas cultivadas de café y banano, y la tercera se le observa en frutos en avanzado estado de descomposición en zonas de altura intermedia y bajas como en el Parque Nacional Braulio Carrillo y en Sarapiquí.