Familia Romaleidae (Saltamontes, Chapulines)

Rowell, C. H. F.


Los saltamontes romaleidos como los Pyrgomorphidae, los Paulinidae y los Acrididae, presentan antenas más largas que los fémures anteriores y oidos timpánicos en el primer segmento abdomina (ver figura). Pueden ser distinguidos de los Pyrgomorphidae por su fastigio (superficie dorsal de la cabeza anterior a los ojos) no dividido, y de otros saltamontes por el hecho de que la última espina externa inmóvil de la tibia posterior (no la espina articulada) está localizada en el extremo y de ninguna forma antes de él (excepto en las especies del género Phaeoparia de los bosques de Costa Rica). Muchos presentan coloración llamativa. Existen dos subfamilias, muy diferentes en morfología y hábitos. Los Romaleinae que presentan un mecanismo estridulatorio en las alas, son un grupo muy diverso de saltamontes grandes que frecuentemente se alimentan de plantas tóxicas. Las ninfas por lo general viven en grupos que llaman la atención. En general todos los saltamontes grandes de Costa Rica (excepto los Acrididae del género Schistocerca) pertenecen a esta subfamilia. Los Bactrophorinae son saltamontes generalmente rechonchos, de tamaño medio a pequeño con ojos prominentes globulares y no tienen mecanismo estridulatorio. El segundo segmento de los tarsos posteriores es muy largo (ver figura). Presentan antenas largas y la parte ventral del abdomen frecuéntemente tiene un fleco de setas. La mayoría no pueden volar, tienen alas muy reducidas (micrópteros) o carecen de ellas (ápteras) y son arborícolas.
Los romaleidos están confinados a las partes más cálidas del continente Americano, extendiéndose hasta Argentina y los Estados Unidos, pero principalmente son tropicales. En Costa Rica se encuentran 38 especies en 20 géneros. Taeniopoda maxima es una especie bien conocida de la falda Caribe de Costa Rica, de color negro-púrpura con alas posteriores rojo y negro y cuyas ninfas son de los mismos colores. Especies de los géneros Rhicnoderma y Mezentia son crípticas sobre los tallos y ramas de los árboles. Existen grandes especies en los géneros Legua, Titanacris y Tropidacris (la langosta de Coto Brus y del Valle del General) que viven en las copas de los árboles del bosque lluvioso y otras especies como las del género Taeniophora viven en la vegetación de los claros del bosque. A diferencia de muchos otros saltamontes arborícolas, los romaleidos retienen el hábito de poner sus huevos en el suelo. Por este motivo es que las hembras son más comúnmente colectadas que los machos.


Referencia a esta publicación:

Rowell, C. H. F. 1997. Romaleidae. In: Solís, A. (ed.) Las Familias de insectos de Costa Rica. INBio. http://www.inbio.ac.cr/papers/insectoscr/Texto150.html
A bibliografía recomendada para Romaleidae /A lista de familias / A página principal