Tribu Galerucini

Por S. M. Clark

La tribu Galerucini generalmente puede ser separada de otros crisomélidos por la siguiente combinación de características. Cada pata presenta sólamente una espina en el extremo de la tibia. La cabeza no está claramente constreñida en un "cuello" atrás de los ojos. La boca está dirijida hacia adelante o hacia abajo pero nunca hacia atrás como en Hispini o Cassidini. No está presente un pigidio visible, la parte dorsal del abdomen está completamente cubierta por los élitros. Las antenas se encuentran insertadas muy cerca una de la otra en la cabeza, frecuentemente separadas por una distancia menor a la longitud del primer segmento antenal. Finalmente, los femures posteriores no están engrosados claramente. Esta última característica generalmente sirve para separar los Galerucini de los crisomélidos más relacionados, los Alticini. Sin embargo, los dos grupos son algunas veces tan similares que su identificación puede requerir de disección o del exámen de un especialista familiarizado con ellos. Las larvas de muchas especies de Galerucini se alimentan de hojas. Frecuentemente son encontradas alimentándose de plantas junto con los adultos de su misma especie. Las larvas de muchas otras especies se alimentan de raíces y son ráramente vistos por los observadores casuales. Los adultos de estas especies se alimentan típicamente de hojas, frecuentemente de la misma clase de planta sobre la que se alimenta la larva. Por otro lado, los adultos de algunas especies de Galerucini frecuentemente se les encuentra en asociación con flores, no necesariamente de la misma planta sobre la que se alimenta la larva. Debido al daño causado a las plantas (tanto a las hojas como a las raíces), muchas especies de galerúcinos son plagas económicamente importantes. A diferencia de los Alticini, los Galerucini no son caspaces de saltar.