Familia Ceratocanthidae

Por A. Solís.

Estos pequeños escarabeidos de 2.5 a 10 mm de largo, se caracterizan por tener la capacidad de plegar su cuerpo y patas, y poner en contacto las áreas planas ventrales del tórax y el abdomen, formando asi una esfera casi perfecta (Figura). Esta capacidad quizá sea para escapar de sus depredadores al dejarse caer y rodar; tambien, la esfera es muy lisa y resbalosa, dificíl de agarrar. La mayoría tienen patas muy aplanadas y su cabeza es en forma de pala, pero menos amplia que la de los escarabeinos. La superficie del cuerpo es muy pulida con coloración que puede ser negra brillante o con reflejos metálicos rojizos o verdes. En Costa Rica se encuentran los géneros Philharmostes, Ceratocanthus y Cloeotus con un mínimo de 25 especies entre los tres.

Vuelan durante la noche y son atraidos a las luces. Poco se conoce sobre la biología de los ceratocantinos. A los adultos se les encuentra sobre ramas secas o troncos podridos, en hormigueros, termiteros o sobre otras materias orgánicas en descomposición, de las que las larvas se sabe se alimentan.