Familia Aeshnidae (Libelulas)

Esquivel, C.


Los échnidos son libélulas de tamaño grande a muy grande (60 a 80 mm), con cuerpo alargado y muy robusto. La cabeza es esférica, con los ojos grandes y unidos en la parte dorsal; los ojos suelen ser muy brillantes y de colores vivos. La región delantera de la cabeza es amplia y plana, y generalmente de color claro o vivo. El tórax es grueso, negro con bandas de color claro en los costados, o de un sólo color (pardo, verde claro, rojo). Las patas son largas y fuertes. Las alas son largas, anchas en la base, con un tinte pardo en algunas especies. El primer par de alas tiene la forma y la venación un poco diferente al segundo par. El abdomen es largo y delgado en los machos y grueso en las hembras; en algunas especies los dos primeros segmentos abdominales son más gruesos que los demás. El abdomen presenta una coloración vistosa en muchas especies, con manchitas y líneas de colores claros (verde, azul) en cada segmento. En algunas especies el macho y la hembra presentan diferente coloración. Ambos sexos tienen cercos muy desarrollados, pero a las hembras generalmente se les quiebran cuando están desovando. Las hembras poseen ovipositor. Esta familia tiene los triángulos de ambos pares de alas parecidos (Fig__). Se distingue porque sus ojos están juntos en la región dorsal de la cabeza y por tener vena de enlace (Fig__) en sus alas.En Costa Rica se han encontrado alrededor de 28 especies de échnidos, repartidas en siete géneros. Aeshna, Coryphaeschna y Gynacantha son los más comunes. Esta familia prefiere aguas quietas (pantanos, lagunas), ya sea dentro del bosque o en áreas abiertas; sin embargo algunas especies también pueden encontrarse en ríos y quebradas. Los échnidos son voladores rápidos y muy resistentes; los machos de especies de pantano y laguna suelen volar durante largo tiempo sin posarse, recorriendo todo el perímetro de la laguna. En especies de río ambos sexos suelen visitar el lugar solamente por períodos más o menos cortos. Las hembras no están presentes cerca del agua todo el tiempo, sino que sólo la visitan temporalmente, para copular y desovar. Los échnidos se posan con las alas abiertas hacia los lados, colgando de ramas horizontales. Las hembras insertan los huevos con el ovipositor en los tallos de plantas acuáticas, la vegetación flotante o en suelo húmedo. Varias especies de los géneros Gynacantha y Triacanthagyna son crepusculares, es decir, vuelan únicamente al amanecer y al atardecer, permaneciendo posadas e inactivas el resto del día.


Referencia a esta publicación:

Esquivel, C. 1997. Aeshnidae. In: Solís, A. (ed.) Las Familias de insectos de Costa Rica. INBio. http://www.inbio.ac.cr/papers/insectoscr/Texto219.html
A lista de familias / A página principal