Familia Libellulidae (Libelulas)

Esquivel, C.


Los libelúlidos son odonatos de tamaño muy variable, entre los 25 y 50 mm y cuerpo robusto. La cabeza es redonda, con los ojos grandes, juntos y brillantes, de colores vistosos (azul, verde, rojo, celeste). La región delantera de la cabeza es amplia y plana, y generalmente de color claro o vivo. La coloración del cuerpo es muy diversa en esta familia, aunque generalmente son de colores vistosos (rojo, amarillo, celeste, magenta); algunas especies también tienen colores en las alas. En muchas especies, el macho y la hembra tienen diferente coloración. Las alas son grandes y anchas en la base; el primer par tiene la forma y la venación un tanto diferente al segundo par; los triángulos presentan una forma y posición diferentes en cada par de alas. Las hembras tienen el abdomen más grueso que el de los machos y carecen de ovipositor. El modo más fácil de distinguir esta familia es por su venación: ciertas venas de la base del segundo par de alas tienen forma de pierna (Fig.__).Esta es la familia más grande del orden Odonata. En Costa Rica presenta alrededor de 26 géneros y 87 especies. Los géneros más frecuentes son Brechmorhoga y Macrothemis, en ríos y quebradas, y Dythemis, Erythrodiplax, Micrathyria, Orthemis, Pantala y Uracis en lagunas y pantanos. A esta familia pertenecen las dos especies de odonatos más comunes de Costa Rica, Orthemis ferrugínea, cuyos machos son libélulas grandes de color magenta, y Pantala flavescens, libélulas grandes de color amarillo y ojos pardo rojizos.Estas son las libélulas más comunes y abundantes en casi todos los tipos de ambientes acuáticos; sin embargo, son más frecuentes en lagunas y ríos de áreas abiertas; sólo unas pocas especies habitan pantanos y ríos en bosque primario.A pesar de ser un grupo tan grande, la mayoría de los libelúlidos tiene una biología similar. Tienen un vuelo rápido y fuerte; generalmente se posan con las alas abiertas hacia adelante. Los machos suelen ser territoriales y utilizan el mismo territorio durante varios días. Si lo pueden hacer, los machos pasan la mayoría del tiempo posados en alguna ramita desde donde sea posible vigilar todo el territorio. Sin embargo, dado que en muchas especies los individuos se presentan en altas densidades, los encuentros entre machos con territorios adyacentes son muy frecuentes y esto hace que permanezcan la mayoría del tiempo en vuelo y peleando entre sí. Las hembras se presentan al lugar de actividad de los machos sólo en forma esporádica, para copular y desovar. Después de la cópula generalmente el macho acompaña a la hembra mientras ella pone los huevos, ya sea sujetándola con sus apéndices abdominales o bien volando sobre ella y defendiéndola del acoso de los otros machos. Las hembras tienen varias maneras de desovar: tocando la superficie del agua con el ápice del abdomen, ya sea en vuelo suspendido o mientras recorren el territorio del macho, o bien dejando caer los huevos al agua desde cierta altura.


Referencia a esta publicación:

Esquivel, C. 1997. Libellulidae. In: Solís, A. (ed.) Las Familias de insectos de Costa Rica. INBio. http://www.inbio.ac.cr/papers/insectoscr/Texto226.html
A lista de familias / A página principal