Orden Odonata (Libélulas, Pipilachas)

Esquivel, C.


Los odonatos, conocidos como libélulas, gallegos, pipilachas o caballitos del diablo, tienen tamaño muy diverso, pero en general son de medianos a grandes (30 a 70 mm). Su cuerpo es largo y delgado y poseen dos pares de alas membranosas (Fig __). La cabeza es grande y muy móvil, con ojos grandes y brillantes. Las antenas son muy cortas y en forma de pelo. El tórax es robusto e inclinado hacia atrás, por lo cual las alas están localizadas en su parte posterior y las patas en la parte delantera, muy cerca de la boca. Las patas tienen espinas finas y son progresivamente más grandes de adelante hacia atrás. Las alas son generalmente transparentes; poseen muchas venas y una mancha rectangular en el ápice llamada estigma (Fig __). El abdomen es largo y delgado, un poco más grueso y corto en las hembras. Los machos se distinguen por presentar genitales externos y visibles en la región ventral de los segmentos abdominales 2 y 3 (Fig__). Estos genitales son accesorios al gonoporo que poseen al final del abdomen, de modo que los machos de odonatos son los únicos animales que poseen dos juegos de genitales. Los machos además poseen tres o cuatro apéndices cortos al final del abdomen, que utilizan para sujetar a la hembra durante la cópula y el desove. Las hembras se distinguen por no presentar genitales accesorios y por tener un corto ovipositor en muchas especies (Fig__). En general los odonatos presentan una coloración vistosa; en muchas especies ambos sexos poseen diferente color. Los adultos jóvenes suelen tener una coloración pálida e incluso diferente a la de los adultos maduros.Los odonatos son comunes en habitates acuáticos y sus ninfas viven en el agua. Las ninfas (Fig __) están equipadas con branquias y esto les permite vivir permanentemente en el agua, en sitios tales como el fondo, la vegetación acuática, debajo de piedras, etc.Tanto los adultos como las ninfas son carnívoros. Se alimentan de otros insectos o cualquier otro tipo de presa de tamaño apropiado (las ninfas pueden incluso atrapar larvas de peces y renacuajos). Los adultos tienen un vuelo extraordinariamente ágil y una vista excelente, y esto los capacita para cazar otros insectos al vuelo. Las ninfas atrapan sus presas con el labio, el cual es alargado y provisto de ganchos en el extremo. El labio normalmente se mantiene plegado debajo de la cabeza, pero puede ser estirado muy rápidamente cuando se localiza una presa.En muchas especies los machos establecen un territorio a la orilla del agua, al cual permanecen asociados durante varias horas e incluso durante varios días. Este territorio es vigilado desde una ramita o algún otro objeto prominente, y la entrada de otros machos al mismo no es permitida. En su territorio el macho espera a las hembras que llegan a desovar, para atraparlas y copular con ellas.El modo de cópula de odonatos es único en todo el reino animal (Fig__). Antes de realizarse la misma, el macho dobla por unos instantes su abdomen hacia abajo y adelante, para traspasar un poco de semen de su gonoporo a los genitales accesorios de los segmentos abdominales 2 y 3. Cuando el macho localiza una hembra, la captura con sus patas, generalmente sin cortejo previo, y luego la sujeta con sus apéndices abdominales por el cuello o protórax. Una vez sujetada por el macho, la hembra dobla su abdomen hacia abajo y adelante, poniendo su gonoporo en contacto con los genitales accesorios del macho para ser inseminada. La pareja puede permanecer en cópula desde varios minutos hasta dos horas, y suele posarse en la vegetación cercana al territorio del macho. En algunos libelúlidos la cópula dura unos pocos segundos y ocurre en vuelo suspendido.Por lo general, una vez terminada la cópula, la hembra procede a desovar, lo cual hace sola o acompañada por el macho. Este permanece unido a ella por medio de sus apéndices abdominales o vuela cerca de la hembra mientras ella pone los huevos. Esto impide que la hembra copule con otros machos durante el desove y ayuda en cierto grado a que ella realice esta actividad sin interrupciones.Este orden consta de aproximadamente 5000 especies, y alcanza su mayor diversidad en zonas tropicales. En Costa Rica se han encontrado cerca de 300 especies distribuidas en dos subórdenes (Anisoptera y Zygoptera) y 14 familias. En general se encuentran desde el nivel del mar hasta alrededor de los 4000 metros, aunque son más abundantes a altitudes medias. En Costa Rica son más diversos en el lado Atlántico, debido quizá a la existencia de más tipos de habitates acuáticos en esa vertiente. Los adultos de muchas especies tienen una estacionalidad muy marcada, de modo que emergen y están activos sólo durante ciertos meses del año. Se conoce muy poco acerca de la biología de los odonatos tropicales. La distribución, el habitat preferido, la época del año en que los adultos están activos y el comportamiento han sido estudiados en muy pocas especies. Asimismo la larva de la mayoría de las especies se desconoce o está sin describir.


Referencia a esta publicación:

Esquivel, C. 1997. . In: Solís, A. (ed.) Las Familias de insectos de Costa Rica. INBio. http://www.inbio.ac.cr/papers/insectoscr/Texto228.html
A lista de familias / A página principal