Orden Zoraptera

Choe, J.

Los zorápteros son pequeños(2 a 4 mm). Las ninfas (Figura) son pálidas, mientras que los adultos (Figura) varían desde café claro a oscuro en diferentes especies. Las antenas son largas, de 9 segmentos y moniliformes. El protórax es prominente, pero el abdomen es relativamente corto y de 11 segmentos. El femur posterior es grueso y posee una hilera de espinas fuertemente esclerotizadas en el borde posterior (Figura). El número y localización de estas espinas es útil para la identificación de ciertas especies. En el mundo hay menos de 30 especies descritas en sólo un género, Zorotypus. Sólo 2 especies, Zorotypus barberi y Zorotypus neotropicus, se conocen de Costa Rica, pero indudablemente muchas más especies esperan ser descubiertas. Zorotypus barberi es más pequeña (aproximádamente 2 mm) y de color más claro que Zorotypus neotropicus (aproximadamente 2.8 mm). La primera presenta 8 ó 9 espinas ligeramente curvadas en el fémur posterior (Figura), mientras que la segunda presenta de 9 a 11 espinas rectas (Figura). Las dos especies difieren además en la estructura de la genitalia y los patrones de las setas en el tergito 9 del macho, las cuales son los caracteres más importantes en la identificación de las especies en esta familia.

Los zorápteros viven en colonias bajo la corteza de troncos en descomposición en bosques húmedos. Hay dos formas: alados (Fig__) y sin alas (Figura). Sólo los zorápteros alados presentan ojos y ocelos bien desarrollados. Al igual que las termitas reproductoras, los indivíduos alados son capaces de volar a hábitats nuevos y luego pierden las alas. Los zorápteros no sólo se alimentan de materia orgánica en descomposición de hongos y artrópodos muertos, sino que también son depredadores de Collembola, ácaros y nematodos pequeños. Zorotypus barberi tiene un comportamiento de cortejo muy complejo: el macho secreta una sustancia líquida de una glándula de la cabeza y le ofrece esta a la hembra a través de la abertura de la glándula localizada en medio de la cabeza. Las hembras siguen a los machos para copular con ellos sólo después de haber obtenido el líquido. A diferencia de Zorotypus barberi, los machos de Zorotypus neotropicus carecen de tales glándulas y no muestran despliegues de cortejo evidentes. Sin embargo, los machos de esta especie establece una jerarquía de dominancia en la cual el macho más dominante acapara la mayoría de cópulas. Los Zoraptera son bastante frágiles, pero purden ser colectados intactos barriéndolos dentro de un frasco con un pincel suave.

Bibliografía recomendada