Familia Proscopiidae

Rowell, C. H. F.


Los saltamontes-palo, superficialmente se asemejan a los juan-palos o mariasecas (Phasmatoptera), pero con patas posteriores para saltar y antenas muy cortas, más cortas que los fémures anteriores (ver figura). El protórax es de forma tubular, más largo que los femures anteriores. Todas las especies carecen de alas (ápteras) o de alas pequeñas (micrópteras). La cabeza de los proscopíidos es muy alargada. No presentan tímpanos u órganos estridulatorios. El dimorfismo sexual es muy pronunciado, siendo las hembras de más de 120 mm de longitud, los machos por lo general de unos 50 mm y mucho más delgados en contextura. Los Proscopiidae sólo se les encuentra en el trópico americano y virtualmente confinados a América del Sur. Son muy comunes en las tierras altas Andinas, pero además se les encuentra en las planicies argentinas, uruguayas y en la Amazonía. Los proscopíidos se alimentan de plantas y frecuentemente son bastante especializados en su dieta. En Centroamérica están representados sólo por la especie Proscopis septentrionalis, reportada únicamente de los bosques de la falda Pacífica de Costa Rica. Fué descrita a inicios del siglo 20 de Pozo Azul de Pirrís, un área totalmente deforestada en la actualidad, pero hace alrededor de 10 años fue capturado un par de ellos en el Parque Nacional Corcovado. No se conoce nada más sobre esta especie. Es posible que se le encuentre también en la falda Caribe de Costa Rica y en Panamá.


Referencia a esta publicación:

Rowell, C. H. F. 1997. Proscopiidae. In: Solís, A. (ed.) Las Familias de insectos de Costa Rica. INBio. http://www.inbio.ac.cr/papers/insectoscr/Texto26.html
A bibliografía recomendada para Proscopiidae /A lista de familias / A página principal