Familia Drosophilidae

Grimaldi, D.A.

Los pequeños y fornidos drosofílidos también llamados moscas de las frutas o moscas de la broza son un grupo cosmopolita, con tamaño que varía de 1 a casi10 mm en las especies costarricenses. En general las especies de este grupo, aunque no todas, presentan las siguientes características: los ojos son rojos, densamente cubiertos con setas minúsculas no visibles sin la ayuda de una lente. El cuerpo es amarillo con manchas más oscuras en el abdomen, o con menos frecuencia puede ser, gris, café o negro. La cabeza tiene dos hileras de setas en la parte superior del borde interno de los ojos, cada una con 3 setas, dos de las cuales se dirijen hacia atrás y generalmente la más anterior se dirije hacia adelante (Figura). Las alas son generalmente claras o con manchas irregulares de color oscuro, que puede ser gris difuso, café o negro (Figura). De Drosophilidae existen en el mundo aproximadamente 3000 especies en alrededor de 62 géneros, con 25 géneros en Costa Rica. Este país tiene cerca de 130 especies descritas, pero probablemente existen entre 300 a 400 en total.

Los adultos pululan alrededor de frutos, legumbres, flores y otras plantas u hongos en descomposición. En este medio cortejan, se aparean, ponen huevos y las larvas se alimentan de bacterias y levaduras. Otros hábitos larvales incluyen alimentación en la gruesa capa de hojas y otros materiales húmedos del piso del bosque (especies del género Diathoneura ), en flores vivas o muertas (especies de los géneros Zapriothrica, Zygothrica y Drosophila ) en savia fresca o corteza en descomposición (especies de los géneros Chymomyza y Neotanygastrella ) y en porciones de cactos en descomposición (especies del género Drosófila ). Las larvas de algunas especies de los géneros Rhinoleucophenga, Cladochaeta y Pseudiastata son depredadoras de homópteros sésiles, tales como escamas y cochinillas. Muchas especies de los géneros Zygothrica e Hirtodrosophila se les encuentra en grandes agregaciones sobre hongos blancos frescos, que se desarrollan sobre troncos podridos en el piso de los bosques. La mejor manera de colectar los drosofílidos es mediante la cría de especímenes en sus medios de reproducción o capturándolos en el campo por medio de una red de mano fina. Los especímenes se montan para estudio científico en triángulos de papel o en alfileres minutos. Hoy día algunas especies del género Drosophila son reproducidos en laboratorios para trabajos en genética y otras investigaciones.

Bibliografía recomendada