Familia Pipunculidae (Moscas cabezonas)

Rafael, J. A.

Los Pipunculidae o moscas cabezonas son pequeñas, de 2 a 8 mm de longitud, generalmente negras y muy emparentadas a los Syrphidae, su grupo hermano. Se reconocen fácilmente por la cabeza globular o casi globular , ojos compuestos extremadamente grandes que ocupan casi toda el area de la cabeza, alas largas y ovipositor en forma de aguijón, adaptado para perforar el integumento del hospedero. Otras características son los ojos generalmente holópticos (unidos) en la frente de los machos; hembras generalmente con facetas mayores alrededor de la antena; antena corta trisegmentada, con flagelo pendulo; tórax generalmene negro, revestido con pruinosidad gris o marrón, con cerdas variables, yendo desde muchas cerdas distintivas hasta cerdas diminutas e inconspicuas restringidas a los pulvilos relativamente grandes, especialmente en las hembras que las utilizan para agarrar al hospedero; abdomen generalmente cilíndrico, pudiendo ser, a veces, achatado o con forma de clavo. Han sido descritas poco mas de mil especies en todo el mundo, de esas cerca de doscientas son neotropicales. Hasta el momento se han registrado para Costa Rica solo 8 especies en cuatro géneros. En un análisis de apenas 86 ejemplares fueron identificados 11 géneros y mas de 30 especies, lo que demuestra la alta diversidad del país, debiendo el número de especies sobrepasar las 50 cuando la fauna sea ampliamente estudiada. Pipunculidae son los únicos dípteros asociados con los homópteros Auchenorryncha. Los hospederos principales son ninfas y adultos de Delphacidae, Cicadellidae y Cercopidae de acuerdo a estudios que se han hecho en Europa. Para la mayoría de especies neotropicales se desconocen los hospederos. Los pocos trabajos que existen asocian a la especie Metadorylas absonditus con el homóptero de la familia Cicadellidae Cicadulina pastusae, recolectada en cultivos de cebada, trigo y avena en el sur de Colombia y norte de Ecuador y mas recientemente se establece una asociación de Metadorylas sp con los cicadélidos del maíz Dalbulus mailis y Dalbulus elimatus en Mexico. La familia tiene un potencial muy grande en el control de homópteros plagas de agricultura. Las principales investigaciones fueron realizadas en Asia con plagas del cultivo de arroz. Las hembras buscan el hospedero activamente y cuando lo encuentran lo aseguran con las patas, perforan la región intersegmental del abdomen con el ovipositor y depositan los huevos, generalmente uno por hospedero. La oviposición puede ser realizada directamente o en vuelo, en este último caso la hembra retira el hospedero de la planta. La larva ocupa todo el abdomen y a veces parte del tórax, consumiendo casi todo el tejido del hospedero, excepto el tegumento. Cuando alcanza la madurez emerge, ocasionando la muerte del hospedero, y pupa en el suelo, hojarasca o vaina de hojas. Los adultos son encontrados en vuelo cernido a veces en cópula, o volando sobre o entre la vegetación con extrema agilidad. Son más facilmente observables donde hay incidencia de rayos solares. Pueden ser capturados con trampas de intercepción de vuelo tipo Malaise, trampas de emergencia y mas facilmente con redes entomológicas por medio del barrido sobre la vegetación. La técnica de crianza mas simple incluye la captura de homópteros, ninfas o adultos, en la naturaleza. Los homópteros con indicio de parasitoidismo (abdomen dilatado) son colocados individualmente, con un pedazo de planta hospedera, en frascos individuales conteniendo arena en el fondo. La arena es mantenida húmeda y el frasco tapado con tejido de malla fina para permitir la circulación de aire. Cuando las larvas emergen la pupación ocurre en la superficie o inmediatamente debajo de esta. La duración del estadio de pupa varía de acuerdo con la temperatura. A 20º C el tiempo medio varía de 13 a 17 dias

Bibliografía recomendada