Familia Coniopterygidae

Brooks, S.J.

Los coniopterígidos son los más pequeños de los neurópteros con una longitud de las alas anteriores de 2 a 4 mm. Superficialmente semejan moscas-blancas (Homoptera, Aleyrodidae) pero son distinguibles por la característica postura de sus alas en forma de techo cuando estan en reposo. Pueden ser separados fácilmente de las otras familias de Neuroptera por su tamaño pequeño, su venación reducida sin ramificaciones terminales y la presencia de secreción cerosa en las alas y el cuerpo. Las alas son grises oscuras enpolvadas finamente con cera. Por lo general no tienen manchas pero algunas especies pueden tener un patrón de puntos blacos. La cabeza y el tórax son negros con el abdomen café pálido. Los machos pueden ser distinguidos de las hembras por el extremo negro del abdomen de éstos. En todo el mundo hay alrededor de 30 géneros y 300 especies pero la familia es poco colectada y probablemente muchas especies tropicales están aún sin describir. Cuatro especies son conocidas de Costa Rica. Una de estas también se encuentra en Guatemala, pero las otras no han sido encontradas fuera del país.

Los adultos de los Coniopterygidae son activos durante la noche y son atraidos por las luces. Durante el día reposan sobre el follaje de árboles y arbustos desde los cuales ellos pueden volar si son molestados. Muchas de las especies de los bosques viven en las copas altas de los árboles. Algunas especies son aparentemente específicas a ciertas especies de plantas. Se alimentan de una dieta mezclada de insectos pequeños y excreciones dulces. Los huevos son puestos solos o en pequeños grupos sobre las hojas o la corteza. Las larvas son depredadoras activas y se caracterizan por sus mandíbulas pequeñas y palpos grandes en forma de saco. Hilan sus capullos en el follaje o la corteza. Debido a su predilección por insectos-ecamas y ácaros, los coniopterígidos han sido usados como agentes de control biológico.

Bibliografía recomendada