FAMILIA CERATOCANTHIDAE

 

Los ceratocantidos son escarabajos que se caracterizan por tener la capacidad de plegarse y poner en contacto las áreas planas ventrales del torax y el abdomen junto con sus patas para formar con su cuerpo una esfera, en algunos casos casi perfecta (Fig 40). Las especies de los géneros Astaenomoechus y Ceratocanthus forman esferas muy completas mientras que las especies de Germarostes pueden contraer su cuerpo en menor grado. En Costa Rica algunas especies de Germarostes son bastante alargadas y con poca capacidad de contraerse.

Figura 40. Vista lateral del cuerpo de un ceratocántino en la que se aprecia su forma esférica al plegarse.

Sus patas poseen las tibias aplanadas en mayor o menor grado (Fig 41). Las especies de Astaenomoechus y Ceratocanthus tienen la capacidad de retraer y plegar sus patas contra su cuerpo de tal forma que sus tarsos quedan cubiertos por las tibias (Fig 41), mientras que las especies de Germarostes pueden proteger sus tarsos solo parcialmente.

Figura 41. Patas posteriores de dos ceratocántinos: a, Ceratocanthus sp, se muestra la tibia (ti) dilatada y los tarsos (ta) que se pliegan sobre ella. (ea= espolón apical; fe= femur); b, cara externa o ventral de la pata de otra especie de otro género.

Figura 42. Vista dorsal de la cabeza de un ceratocántino.

Las piezas bucales de los Ceratocanthidae no son visibles dorsalmento ya que el clípeo las cubre (Fig 42), sin embargo como algo caracteríastico de ellos, éstas se proyectan oblicuamente debajo de este mostrándose claramente al verlas lateralmente (Fig 43).

Figura 43. Vista lateral de la cabeza de un ceratocántino en la que se puede ver sus piezas bucales proyectadas hacia abajo y hacia adelante.

En los miembros de esta familia el pigidio se encuentra cubierto por los élitros y las tibias posteriores presentan dos espolones en sus ápices (Fig 41). Su escutelo es relativamente grande.

Otra característica propia del grupo es su superficie muy pulida con coloración que puede ser negra brillante o con reflejos metálicos rojizos o verdes.

En nuestras especies el tamaño corporal varía mucho, desde menos de 2 mm de ancho en Cerathocanthus pygmaeus hasta más de 6 mm en una especie también de Cerathocanthus.

La mayoría de las especies de Ceratocanthidae son de hábitos nocturnos por lo que una de las formas más efectivas de encontrarlos es en los alrededores de las luces, a las cuales son atraídos. A los adultos también se les halla sobre ramas caídas y en proseso de descomposición, bajo corteza o entre troncos podridos y en otros depósitos de materia orgánica vegetal en descomposición donde también se desarrollan sus larvas. Algunos se han capturado en los túneles de pasálidos y otros coleópteros comedores de madera en los troncos podridos, aparentemente alimentándose de los excrementos dejados por esos insectos. Otro sitio donde se les encuentra especies de Aataenomoechus son los termiteros u hormigueros, generalmente donde hay depósitos de materia orgánica descomponiéndose.

Cuando son molestados contraen su cuerpo y extremidades dejándose caer y por su forma esférica pueden rodar y escapar muy efectivamente. Casi siempre permanecen inmóviles en esa posición por algún tiempo mientras el posible peligro pasa.

En Costa Rica se encuentran los géneros Astaenomoechus, Ceratocanthus y Germarostes con al menos 40 especies entre los tres.



A la página principal