Aedes

Género cosmopolita con aproximadamente 367 especies. Este género contaba en América con 68 especies; sin embargo, el subgénero Ochlerothatus (con la mayoría de las especies americanas) fue elevado a la categoría de género (Reinert, 2000) y como resultado, en América se cuenta ahora con solo tres especies (A. aegypti, albopictus y vexans). Dos de las especies son introducidas al continente (A. aegypti y A. albopictus).

Las formas larvales se desarrollan en charcos, huecos en troncos, llantas y otros recipientes artificiales.

A. albopictus y aegypti gozan de gran importancia médica, ya que son las principales transmisoras del dengue en Centroamérica. En el 2003 estas especies transmitieron el virus del dengue a 24498 personas en Centroamérica y Panamá, de las cuales 12 murieron. (OPS, 2003).

A. aegypti es una especie urbana con una gran adaptación al ambiente y al comportamiento humano. Tales adaptaciones son las siguientes: a) las larvas se desarrollan en recipientes artificiales, incluso aquellos con un mínimo de agua, tal como las tapas de refrescos; b) los adultos ingieren la sangre a través de picaduras breves y constantes, y reducen así el peligro de ser exterminados por el hospedero; c) prefieren picar las partes bajas del cuerpo (piernas) y evitar las áreas cercanas al oído; y d) en esta especie el sonido característico del batido de las alas de los zancudos es casi imperceptible al humano, lo que dificulta su detección.

A. aegypti es abundante en llantas, sobre todo en la vertiente atlántica y el Valle Central de Costa Rica, donde comparte tal hábitat con otras veintisiete especies de zancudos de los géneros Culiseta, Culex, Haemagogus, Limatus, Ochlerotatus, Toxorhynchites, Trichoprosopon y Wyeomyia (Chaverri y Blanco, 2004).

A. albopictus es comúnmente conocido como el “mosquito tigre” por su comportamiento persistente y agresivo al picar. De una amplia recolecta de larvas de zancudo en llantas en diferentes localidades de Limón, San José y Puntarenas efectuada por el INBio, se determinó que aparentemente las poblaciones de esta especie no son tan abundantes como las de A. aegypti, y parecen tener preferencia por hábitats en áreas suburbanas o silvestres.

A. vexans se ha recolectado en Norteamérica y Guatemala; las larvas se desarrollan en charcos. Esta especie no es transmisora de enfermedades.

Vista lateral de un macho de Aedes aegypti.

Llanta en corral, hábitat de formas larvales de Aedes aegypti


Inicio / Lista de Géneros presentes en Centroamérica y Panamá