Centroamérica, rica en biodiversidad y pobreza

La región contiene cerca de un millón de especies de organismos diferentes, los cuales conviven con aproximadamente 40 millones de centroamericanos. Más de la mitad de esta población vive en condiciones de pobreza y más del 50% de estas personas habita en zonas rurales ricas en biodiversidad.

La no integración del capital natural al desarrollo de la región es una de las limitantes que se encuentran al abordar el problema de la pobreza rural. La mejora de las condiciones de vida mediante la agregación de valor a recursos naturales que son propios de la cultura local, facilita la incorporación y el desarrollo de nuevas oportunidades, ya que éstas se integran en un contexto social y ambiental familiar para las comunidades.

La vulnerabilidad ambiental es otro elemento fundamental para atender las necesidades de los centroamericanos que viven en condiciones de pobreza. El mal uso de los recursos naturales conlleva el deterioro de las condiciones de vida. Es así como el aporte ambiental a la solución de situaciones de pobreza incluye no solo actividades generadoras de ingresos, sino también el mantenimiento de la oferta ambiental de la cual depende la calidad de vida de las personas.

En este contexto, y atendiendo el llamado de los ministros de Ambiente de Centroamérica, que en 1999 solicitaron al INBio que compartiera su experiencia con la región, el INBio y la cooperación noruega llevan a cabo el proyecto “Desarrollando capacidades y compartiendo tecnología para la gestión de la biodiversidad en Centroamérica”.

Esta página ha sido diseñada como uno de los mecanismos para compartir los resultados del proyecto, que busca acercar el conocimiento científico a las necesidades de conservación y desarrollo en Centroamérica.

 
© INBio 2007, Derechos Reservados.