Herbario Nacional De Costa Rica

Antecedentes

El Herbario Nacional de Costa Rica dio sus primeros pasos en 1887 con la creación del Museo Nacional, a través del cual se comenzó a realizar recolectas e identificaciones de la flora costarricense. Pero el herbario obtendrá su más importante impulso a través del Instituto Físico-Geográfico Nacional fundado en 1889 bajo la dirección del científico suizo Dr. Henri Pittier. Una de las secciones del Instituto fue la de Botánica que entre otras funciones se encargó de recolectar, documentar y clasificar el material vegetal del país. Para 1895 el herbario contaba con unas 10,000 muestras y bajo la administración de Pittier, las colecciones aumentaron hasta alcanzar los 20,000 ejemplares, llegando a ser en esa época uno de los herbarios más importantes de América Latina. A inicios del siglo XX el Instituto Físico-Geográfico fue disuelto y el herbario definitivamente pasó a formar parte del Museo Nacional donde permanece en la actualidad como parte del Departamento de Historia Natural, donde se enriquece con nuevo material producto de las investigaciones e intercambio con otros herbarios.

El primer encargado de la colección fue el también suizo Adolphe Tonduz quien, en conjunto con el señor Pittier, publicaron los primeros trabajos sistemáticos de nuestra flora: Primitiae Florae Costaricensis y Herborizations au Costa Rica. Posteriormente una serie de botánicos y naturalistas renombrados, tanto nacionales como extranjeros, brindaron su contribución al conocimiento de la vegetación de Costa Rica, entre ellos se puede nombrar a: Carl Wercklé, Paul Biolley, Paul C. Standley, Alberto M. Brenes, Alfonso Jiménez, Luis D. Gómez, Luis Poveda, Pablo Sánchez, Jorge Gómez L, William Burger, Michael Grayum y Barry Hammel y muchos otros que han dejado su huella en el Herbario Nacional.

Las colecciones del herbario han servido para la publicación de diversas obras sobre la flora costarricense entre las que se destacan: Flora of Costa Rica de Paul Standley, Flora Costaricensis de W. Burger y colaboradores y más recientemente el Manual de Plantas de Costa Rica auspiciado por el Missouri Botanical Garden en conjunto con el Museo Nacional e INBio.


Colecciones

El Herbario Nacional cuenta con una colección de 214,000 ejemplares, que representan casi el 95 % de las especies vegetales del país. Incluye: hongos, algas, líquenes, musgos, helechos y plantas superiores. Además de la colección general se encuentra la Colección Tipo, la Histórica y la Xiloteca.

Colección Tipo: cuenta con 2,492 ejemplares. Se encuentra separada de la colección general. Cada ejemplar está marcado con un sello que indica la categoría de tipo a la que pertenece. Desde hace varios años se encuentra en un proceso de curación y actualización cuyos resultados han sido publicados de forma seriada en la revista Brenesia.

Colección Histórica: contiene 9,935 especimenes recolectados entre 1887 y 1915. Esta colección es de suma importancia para el país porque revela información sobre biodiversidad existente en áreas donde hoy ya no existen bosques, además de poseer un enorme valor cultural e histórico. Se encuentra separada de la colección general en carpetas nuevas y cada ejemplar envuelto en papel cebolla.

Xiloteca: está conformada por 1,200 ejemplares de las principales especies forestales del país. Se encuentra en un mueble aparte y debidamente catalogada.

Investigación:

La investigación del Herbario Nacional de Costa Rica tiene como objetivo documentar, generar, interpretar y poner a disposición de la sociedad información sobre la flora costarricense para contribuir con los esfuerzos nacionales de conservación biológica.

Los principales enfoques de la investigación son los siguientes:

1. Inventario nacional de la flora costarricense.
2. Caracterización de ecosistemas, regiones y/o unidades bióticas de importancia para la conservación.
3. Seguimiento de ecosistemas, poblaciones y/o especies, para determinar su estado de conservación a través del tiempo.
4. Identificación y análisis de especies de importancia para la conservación (Especies amenazadas, endémicas, invasoras)
5. Determinación de criterios y pautas prioritarias para la conservación.

Servicios y accesibilidad de la información

El Herbario Nacional de Costa Rica brinda diferentes servicios de consulta e información sobre la vegetación del país. Entre los usuarios se encuentran: investigadores nacionales y extranjeros, instituciones gubernamentales y privadas, estudiantes y público general. La mayor cantidad de solicitudes son sobre identificación de material botánico, ecología y uso de las plantas. El personal a cargo atiende las consultas y las canaliza de acuerdo a diferentes normas de uso de las colecciones. Los investigadores deben presentar una carta de solicitud de uso y un proyecto a realizar o al menos un objetivo claro de trabajo. A los estudiantes y otros usuarios que solicitan identificación de material botánico se le brindan las claves y literatura necesaria para que encamine la identificación hasta cierto nivel, posteriormente el encargado le brindará ayuda para la identificación final. Siempre que alguien haga uso de la colección se le hace una pequeña inducción sobre las normas básicas de uso de los ejemplares para prevenir daños o pérdida de ejemplares.

Actualmente la información del Herbario Nacional se encuentra accesible en línea a través del sitio: The Global Biodiversity Information Facility (GBIF) www.gbif.net. También se puede obtener información y contactos a través del sitio www.museocostarica.go.cr.

En la actualidad el herbario se encuentra en una etapa de legalizar convenios con diferentes herbarios en América y Europa para establecer un programa de préstamo e intercambio de especimenes botánicos.

Desarrollando capacidades y compartiendo tecnologías